Asombrosa la armonía en la que conviven los sonidos de Iron And Wine y Calexico. Hace casi tres lustros ya esbozaron una muestra de sus posibilidades conjuntas a través de “In The Reins”, aunque quizás entonces sus estilos quedaron distanciados: como si fuesen las canciones de Sam Beam interpretadas por Calexico.
Ahora, después de muchos años y varias coincidencias interactuando en discos de otros, vuelven a intentarlo en una sociedad mucho más paritaria desde el embrión con “Years To Burn” (Sub Pop 2019) . Los instrumentos están perfectamente integrados en la estructura. Lo hispano de “What Heaven´s Left” procede de Convertino, Burns y Valenzuela, pero Beam aporta el punto extra de calidez. Una calidez que casi nunca abandona la grabación: está en estos cánticos con deje humano -de congregación de individuos con algo vibrante que les une y jamás les separará- tan bonitos como “Father Mountain” y “In Your Own Time”; y está sobre todo en la magia de Sam Beam cuando roza lo íntimo (Follow The Water”, la mejor), y más aún si sucede a un instrumental casi free jazz (“Outside El Paso”). En momentos así -o en la dulce cadencia del vals “Years To Burn”-, con la clave de la felicidad disparada, es cuando uno piensa en quimeras como que, de proseguir su sintonía y producirse una fusión institucionalizada tras estos fantásticos treinta minutos, formarían el grupo de americana más importante del planeta.

PD: Por cierto, ¿no recuerdan las voces pugnando entre el balbuceo de los vientos en la segunda parte de la intensa “The Bitter Suite”, concretamente en el tramo titulado “Evil Eye”, a Crosby Stills Nash & Young? Es un cumplido.