Nos está acostumbrando Mark Mulcahy a una periodicidad relativamente corta entre disco y disco, tras años de silencio y tan solo dos de la publicación del anterior. Tercero pues en poco más de un lustro, “The Gus” (Mezzotint 2019) pulula por senderos similares a los de “The Possum In The Driveway” y “Dear Mark J. Mulcahy, I Love You”.
Esta es la primera impresión que se tiene al escucharlo arrancar con una guitarra eléctrica suave en “Wicked World”. Una manera de rascarla que se ha convertido an algo personal, muy al estilo del Jeff Buckley tranquilo en solitario. La canción además crece con el violonchelo amparando su voz y la de la acompañante Rain Phoenix -hermana menor de River y mayor de Joaquin, merecedora de una reseña de su disco en solitario- hasta rozar lo sublime.
En el resto del álbum le ha secundado en la producción Marc Seedorf, ingeniero de discos de Dinosaur Jr. y J. Mascis -éste aporta guitarra en el tema final “What If I Go Off With Bob?”- y está presente un músico afín a ambos, Ken Maiuri, así como mezclas a cargo de uno de los hombres de referencia de los 90, Paul Q. Kolderie (Uncle Tupelo, Buffalo Tom, Radiohead, Morphine, Belly, Hole). Entre todos montan un andamio donde conviven temas eléctricos con otros más reposados. Algunas piezas como “A Long Time Ago” y “People: Beware” incluso marcan perfil afrancesado ya presente anteriormente (“30 Days Away” del anterior, por ejemplo) mientras otras prefieren quedarse en un marco de discreción clásica que las engrandece (“Later For The Box”, “Happy Boat”). Tomadas en conjunto, conforman otro pequeño gran disco de este talento ninguneado llamado Mark Mulcahy.