Tras las opiniones controvertidas respecto a su disco anterior, Kyle Craft ha decidido titular este tercero como “Kyle Craft & Showboat Honey” (Sub Pop 2019) para subrayar que es un trabajo colectivo de banda.
Siguen ahí las premisas básicas de los tres pies sobre los que se apoya su música. Por un lado está ese dinamismo sureño cuando se explaya el piano (“She´s Lily Riptide”). También fluye una electricidad contagiosa de matriz Rolling Stones de “Exile On maint St.” (yo incluso me atrevería a citar un cruce entre AC/DC y los Clash de “Should I Stay Or Should I Go” en “2 Ugly 4 NY”). Y está el ribete de acústicas pseudoeléctricas del glam con vocalización a tono. El cóctel funciona bien en el marco rock, aunque en esta ocasión Craft ha optado por la prudencia al esquivar el tono machista de algunos textos de su disco anterior.
Ciertamente esta colección es menos impactante e inmediata que la de su debut. Sin embargo se percibe en muchas piezas -como en la soltura de “Johnny (Free & Easy)”: las guitarras, el ambiente deslizante, etc- un punto de madurez necesario para sedimentar ideas futuras. Construcciones como “Blackhole/Joyride” o “Bed Of Needles #2” precisan de varias escuchas para superar el envoltorio anodino aparente y ver aflorar su pulpa.