La escisión de Wild Beasts ha provocado la publicación de dos discos de sus miembros más relevantes, Hayden Thorpe y Tom Fleming (como One True Pairing). “Diviner” (Domino 2019), es el del primero, y cuenta con la familiaridad de la voz para ayudar a enganchar a sus fans desde el primer tema.
El disco recupera sensaciones perdidas tras decantarse el grupo en su último álbum -y sobre todo en directo: léase su actuación en el Primavera Sound 2017- por un ambiente más nocturno de beats. Aquí Hayden ofrece una selección muy compensada donde conjuga hábilmente el aspecto compositor, el vocal, y el de depredador de la noche. Basándose sobre todo en el piano, tan bien se mueve en los tiempos medios (“Earthly Needs”) y en temas con cierta elasticidad (“Love Crimes”) como en baladas dramáticas donde vocaliza casi como Antony (“In My Name”). Lejos queda -aunque no desaparece del todo- aquella estridencia operística de los principios en favor de un tono más sereno y reflexivo, a veces incluso esbozando secuencias de maestros del minimalismo y del ambient. ¿Max Richter o Tim Hecker llevados al pop? No tanto, pero algún tramo sutil se cuela -al arranque de “Anywhen” le veo muchas posibilidades- sugiriendo que, de sentirse más seguro, se hubiese arriesgado a aventuras de mayor relevancia.