En esta época festiva es obligatorio buscar músicas y artistas que reflejen todos los buenos sentimientos que las fechas suscitan. Y en este aspecto Spearmint son candidatos a encabezar cualquier lista de prioridades honesta. No solo por sonido, sino también por actitud.
Un grupo con las señas de identidad inmutables tras veinte años de existencia. Tuvieron su momento de esperanza indie entre 1999 y 2006 con un estilo que ya entonces miraba atrás siguiendo el manual de los Pulp pre-”Common People”: fogonazos de música disco imperfecta pero de exuberancia contagiosa repletos de nostalgia, cuyo brillo natural les dotaba de una credibilidad -piensen en Orange Juice- negra peculiar. Jamás serían tan soul ni tan disco como un músico afroamericano, pero capturaban el espíritu. Y además se mostraban imperturbables ante la falta de reconocimiento, aunque les costó casi una década de silencio discográfico. A día de hoy siguen grabando canciones eternas en los ratos libres que les permiten sus trabajos.
Este “Are You From The Future?” (hitBACK 2019) de posible título irónico nos sigue entregando sus reconocibles andanadas rítmicas exultantes con la voz cariñosa de Shirley Lee ensanchando nuestro corazón. No son ni mejores ni peores que las de “Oklahoma” (2000) o “Paris In A Bottle” (2006), ni siquiera diferentes. Son solo un ejemplo de una manera de hacer las cosas; de hecho son, a título personal, EL ejemplo. E invito a cualquier devoto de “David´s Last Summer” de Pulp a escuchar las tres piezas iniciales (“24 Hours In a&E”, “Pick The Paper Up”, “Senseless”), “Thomas”, la balada “I Don´t Sleep Well Without You” o la siguiente “Boom Boom Boom” (en definitiva, todas) y no caer rendido ante semejante ración de calidez musical.
`It pains me to live in a world where nobody´s heard of Spearmint´. No lo digo yo. Lo decía Joseph Gordon-Levitt como Tom Hansen en “(500) Days Of Summer”, película según dicen inspirada en el álbum de la banda “My Missing Days” (2003).