Sabedores de sus limitaciones como grupo instrumental con poca versatilidad en el aspecto vocal, Khruangbin se han atrevido a una colaboración en forma de EP, “Texas Sun” (Dead Oceans 2020), con la voz tejana de muchos quilates de Leon Bridges tras compartir gira. El matrimonio, de conveniencia, ya que también la carrera de Leon necesitaba un zarandeo alternativo. Por muy estratosférica y sublime que sea su voz con el soul, necesitaba él personalmente escabullirse de la etiqueta de `gran intérprete sin salirse del marco clásico´.
Las cuatro canciones salen ganando en la transacción. Los ritmos secos y austeros montados por el bajo de Laura Lee y la batería de de Donald Johnson, más las ocurrencias que puedan ocurrírsele a Mark Speer con la guitarra, se convierten en un marco tan árido como etéreo para abrazar a Bridges, que esta vez no necesita ceñirse a un patrón convencional. Lleva y se deja llevar. Sea por un ritmo de guitarra acústica en “Texas Sun” y el clip tan acertado (junto a “Midnight” cuentan con la ayuda de Austin Jenkins el productor de Leon proveniente de White Denim), por rasgueos con ecos de dub opiáceo en “C-Side”, o por las notas temblorosas esparcidas en la bruma amniótica de “Conversion” -gran final-, entre resonancias envolventes. Bajo el sol tejano. O bajo sus estrellas.