Tras cuatro discos, seguía yo recelando de las bondades de Lanterns On The Lake. Por un lado apuntaban a un folk pulido mientras por el otro dejaban entrar las sombras de una ambientación oscura más afín al pentagrama goth.
No varían demasiado los planteamientos de “Spook The Herd” (Bella Union 2020) salvo que le han dado brillo a los extremos. Los veinte primeros segundos de “When It All Comes True” son muy bellos, aunque poco a poco se van abriendo -en “Baddies” y “Every Atom”- los contornos de piedra caliza que, gracias al fantástico trabajo de una percusión muy protagonista, nos succionan. Un sonido aparatoso -de arpegios dramáticos en “Swimming Lessons”- con carambolas en las baquetas sostenido por momentos que impresionan -la majestuosidad de “This Is Not A Drill”- hasta la última nota.
Siguen siendo sospechosos de no dar con el filón de una canción de pop redonda pese a los múltiples pasajes espectaculares. De conseguir melodías como la de “Blue Scream Beams” -he said `do you have hope?´, and I said `I don´t´, but I do, I do, of course I do-, sobre todo si vienen propulsadas por los momentos de incerteza que está viviendo UK -al Brexit se suma el covid 19-, el impacto sensorial sobrevendrá amplificado.