El joven granadino Pablo Cobo lleva ya un tiempo haciendo beats desde su habitación. Son los signos de estos tiempos de confinamiento, no solo por el horror de la pandemia, sino también por el habitus de cantidad de milennials que con soltura y desvergüenza cogen sus cacharros y se autoproducen desde el autodidactismo de aportan los tutoriales de Google, y las ventajas de las tecnología peer to peer.

Chico Blanco es uno de los más interesantes productos surgidos de esas habitaciones atestadas de software y comida basura. Afincado en Granada, ya se dio a conocer en la escena de la música urbana como integrante del colectivo White Mobb, y después debutar en solitario con el ep “Life After House” (2019) . Dice Cobo que sus filias musicales se han desplazado de una manera bastante natural del trap a la música house electro, y de este estilo se nutre este excelente nuevo ep titulado “Gominola” (Altafonte, 2020).

Con una portada en la que Chico Blanco nos saca la lengua, y en donde hace guiños al K-pop y al grafiti en la iconografía, estas seis canciones son la mar de resultonas, gracias a una producción esmeradísima que invita al baile. Arranca el trabajo con “El Cole No Es Para Siempre” con claras influencias del hip hop y el 4×4 de UK Garage británico. En “Paso De Ti” el influjo del house noventero es evidente así con del electro shangaan, y nuestro hombre rapea a toda velocidad versos que rastrean la vida fugaz de la adolescencia y las luces cegadoras de los neones al final de la noche mientras se cuelve a casa con resaca.

No quiero verte, si estás cerca / me quedo inerte / Pero saco otro cristalete, / Otro trago, ya no puedo verte” canta en “No Quiero Verte”, otra buena dosis de house resultón, mientras que “Gominola” hace un guiño al “Saturday Night” de Whigfield. En la recta final se saca de la manga dos temazos: “Caramelo House (Otro Lado) – versionado por Hidrogenesse a piano- que es un pelotazo pop, y cierra con “Cola Cao, a ritmo de un quebradizo r&b. Al muchacho se lo rifan en los festivales y en las revistas de tendencias. Todo un talento con mucho futuro por delante.