Desde Irlanda, Aoife Nessa Frances propone su folk de brocha dark con un debut recomendable. “Land Of No Junction” (Ba Da Bing! 2020) viene además marcado por aires de una psicodelia -latente- que podría estar mucho más desbravada teniendo en cuenta la compañía (Cian Nugent).
A pesar de una infancia en la que ella parecía interesada en el flamenco, sus canciones merodean el folk británico procurando que la influencia parezca tangencial. El óxido del teclado ondulante de “Less Is More” apunta más a lo ácido -casi californiano en “Libra”-, mientras en “Blow Up”, “Here In The Dark” y “In The End” se la percibe líquida -algo hay de la amistad de Cian con Ryley Walker, así como de la masterclass el año pasado de Weyes Blood- o rondando el slowcore de Low en “Land Of No Junction”.
Nugent por otro lado siempre mantiene un tono de guitarra comedido aunque no renuncia a explayarse, como en el despliegue boreal de las notas finales de “Heartbreak”. Lo más magnético no obstante es ese eco femenino inquietante tipo Mazzy Star presente a lo largo de casi todo el disco.