Dua Lipa es modelo de alta costura, diseñadora de moda, it girl, y una de las vocalistas mejores dotadas del nuevo pop británico. La inglesa de emigrantes albanokosovares que, debido a la sangrienta guerra en Bosnia tuvieron que tomar residencia en Londres, ha cocinado a toda velocidad una carrera repleta de hits interplanetarios. La multi Warner atenta a lo que huele a dinerito fresco la pescó al vuelo para grabar hace un par de años un debut, “Dua Lipa”, con un arsenal de singles como “New Love”, “Lost In Your Light”, y una “New Rules” que alcanzó los charts de medio mundo globalizado. La música disco, el r&b comercial de satén a lo Destiny’s Child, y el pop de Nelly Furtado eran sus referentes para seguir.

“Future Nostalgia” (Warner, 2020)- título del álbum que hace un guiño al arquitecto norteamericano John Lautner es un despampanante ejercicio de fuegos de artificio: líneas de bajo bien mullidos que no dan respiro al oyente, estribillos torrenciales que narran, entonando bien alto, historias de romances postadolescentes, y sobretodo, muchas ganas de hacer bailar al personal.
Compruébenlo ustedes mismos con temas directos a nuestra pelvis como “Love Again” (con sampler del “My Woman” de Albert Allick), la psicodelia floral de “Levitating” con arreglos de cuerda que te elevan a las alturas, o su personal “I Feel Love” en la invencible “Hallucinate”. Yo ya estoy bailando en el balcón, oigan.
En “Break My Heart” otro sampler, en este caso a cargo de INXS, y un bajo a lo Cameo nos pone a marcar el paso, y en la muy Lily Allen “Good In Bed” se alía con el hedonismo sin mojigaterías: “I’ve been thinkin’ it’d be better/If we didn’t know each other/Then you go and make me feel okay/Got me thinkin’ it’d be better/If we didn’t stay together/Then you put your hands upon my waist”. Gran disco.