Coincidí con Alfonso Navarro en un lejano Primavera Sound y hace diez años que solemos intercambiar impresiones esporádicamente. En diciembre de 2018 me pidió escuchar un par de canciones suyas -la titular se llamaba “Lo Que Lleves Contigo”- bajo el nombre de Anticiclón, y unas semanas después “Libre Indirecto”. Comentamos virtudes y defectos, y le veía bien si pulía un par de cosillas. Durante el pasado otoño me pasó el enlace del disco “Temps” de Pleasant Dreams -paisanos de Castellón con dos décadas de trayectoria que van de lo alternativo a un folk rock excelente-, el cual no pude escuchar en su momento por hallarme de viaje y después, desafortunadamente, olvidé. Grave error, como podrán corroborar quienes le den una oportunidad.
Así estaban las cosas hasta que hace un par de semanas Alfonso me mandó el link para escuchar su nueva grabación “Todo Arrasado, Todo Quemado”. Consta de cinco canciones donde el tecno pop y la electrónica de los 80 visten el mensaje amparándose en muchas virtudes de entonces. En “Caída Libre” se impone el spoken word sobre un fondo de electrónica rítmica musculosa pero pausada. “España” es más tensa y atrevida -con un tramo tomado de un discurso de Perla Salas-Cruz, la artista multidisciplinar y activista mejicana-, como unos Pet Shop Boys reivindicativos en primera linea de combate.
La bienvenida influencia del dúo británico subyace a partir de entonces mezclada con otros guiños, como a Dinarama y Human League en “Manuel De Supervivencia”, o a la melancolía inherente a Family en “La Tormenta”. Por cierto, esta última cuenta con la compañía vocal de Aina Palmer -con un debut, “Psicopompa”, donde prueba con varios estilos, y en el que Alfonso colabora en el tema “Freud”- certificando el progreso de Anticiclón.
Algo se mueve al sur del Ebro. Estemos atentos.