El nuevo trabajo de Real Estate ha sido recibido -sobre todo por parte de los otrora entusiastas- con cierta desidia. La falta de nuevos alicientes tras la marcha de Matt Mondanile parece ser la excusa para menospreciar “The Main Thing” (Domino 2020), sin entrar en el fondo de un asunto -la calidad de las trece canciones- que siempre debiera ser prioritario.
Convengamos que tienen cierta parte de razón quienes se quejan de exceso de continuismo, sobretodo porque viene del anterior -“In Mind”-, notable para mí aunque titubeante para algunos. Sin embargo su neblina sonora envolvente sigue allí, como bien demuestra el primer tema “Friday” flotando hipnótico y casi lisérgico. De mantener las señas identitarias también se encarga el retornado Kevin McMahon en producción (un fijo de la parte técnica de Titus Andronicus que ya produjo “Days” en 2011). Yo destacaría sobre todo la finura y buen gusto en el tratamiento de unas guitarras cuya elegancia discurre escueta en tramos muy determinados: la de “Falling Down”, la de la cenefa pizpireta de “You”, la del wah wah de “The Main Thing”, la de una “Also A But” -primera canción donde interviene componiendo Julian Lynch- con un solo delicado rozando la dulzura jazz de la escudería de CTI, o el instrumental final “Brother” con brisa de atardecer ensoñador.
Y para quienes quieran evolución, en “Paper Cup” encontrarán un magnífico flow disco seventies satinado -con clip estelar- que cuenta con el acompañamiento vocal de Amelia Meath de Sylvan Esso. Lick voluptuoso pero comedido de guitarra, y ambientazo rozando el soft rock para enmarcar.