Grupo del área de San Francisco, liderado por el cantante Kelly Finnigan, han transitado Monophonics por distintas variantes de soul. Diez años atrás se prodigaban en un funk potente -con toques de groovy jazz- y en 2018 aún mantenían la energía vibrante. De hecho el disco de versiones “Mirrors” es muy recomendable, pudiendo encontrar temas clásicos como “Summer Breeze” (Seals & Crofts), “California Dreaming” (The Mamas And The Papas) y “Beggin´” (Frankie Valli) junto a otros menos divulgados (“Lying” de Black Merda).
Para este “It´s Only Us” (Colemine 2020) han girado el punto de mira al soul expansivo generado entre 1970 y 1975, el del readaptado Marvin Gaye de “What´s Goin´ On”, pero sobre todo el de Curtis Mayfield de “Curtis” y “Roots”, o el de Isaac Hayes. Entre ellos andaría la influencia en “Suffocating” -con un pequeño toque de cuerdas a lo Philly Sound-, “Tunnel Vision”, la cabalgata larga de “Last One Standing”, una “Day By Day” donde también interfieren vientos de deep blues tipo Stax, o la nocturna “It´s Only Us” de terciopelo enjoyado negro.
Otra obra pues de un grupo de profesionales expertos a la hora de recrear texturas de color firmadas hace medio siglo. Esta vez han optado por orquestaciones adobadas con wah wah en vez de quedarse en la fórmula Dap-Kings. Tinto de verano.