Estrella de country en ciernes con “All American Made” hace tres años, Margo Price responde al perfil por su biografía atribulada rozando lo outlaw. Esta vez sin embargo ha preferido licuar el género con pop y rock -ayudada por el gusto exquisito de Sturgill Simpson produciendo, y con músicos veteranos de sesión como Benmont Tench, Pino Palladino y Matt Sweeney- para ganar versatilidad.
El caso es que el título “That´s How Rumors Get Started” (Loma Vista 2020) parece, escuchando el arranque de la canción homónima, un guiño a aquel disco que coronaba a Stevie Nicks, así como en menor medida -y con otras velocidades- otras piezas como “Letting Me Down” y “Stone Me”. Siempre desplegando los flecos country que traspasan al pop con la mirilla puesta en el gran público. Simpson además consigue encomendarle sus secretos, tal que la pátina rock (“Twinkle Twinkle”), la aceleración comedida (“Heartless Mind”), un guiño al gospel (“Hey Child”) o un final garabateado a base de riffs de guitarra (“I´d Die For You”) donde relucen los ecos vocales estratosféricos.
Todo está muy supeditado a la gran calidad instrumental pero, pese a ella y quizás porque la voz de Margo es muy típica y el enfoque de las composiciones -textos interesantes, eso sí- busca lo accesible, el resultado parece friendly-radio friendly. Una grabación simpática. Sin más.