El sonido de un piano desnudo desplegando todas sus resonancias mientras improvisa es una debilidad personal desde niño, disfrutando con el fondo de discos de Manos Hadzidakis que mi padre solía escuchar los domingos por la mañana. Volver a sentir esa sensación de plenitud de vez en cuando no tiene precio.

Sobre todo si quien interpreta lo hace intencionadamente. Laraaji, o sea Edward Larry Gordon -que fue descubierto en la calle por Brian Eno y grabó “Ambient 3” hace cuarenta años-, educado tocando el piano en una iglesia cuando estaba disponible, y escorado a filosofías orientales -meditación, etc-, con “Sun Piano” (All Saints 2020) pretende revivir -a sus 77 años repletos de experiencias- la inocencia de la niñez. Un trabajo espiritual y delicado donde la bonanza de las almas resplandece entre las notas luminosas. No hay canciones destacables -menciono “Shenandoah” por ser versión de folk tradicional- sino que todo sobreviene como un flujo sereno donde nuestro ser parece detenerse mientras evocamos un pasado -y más ahora con la pandemia- que no volverá. Contribuye a la nitidez el control de la grabación a cargo de Jeff Zeigler (The War On Drugs, Mary Lattimore, Torres). Sin ninguna palabra ni ningún otro instrumento, a la nostalgia contemplativa del piano de Laraaji se le entiende todo.
PD: Hace un par de semanas ha publicado “Moon Piano” con muestras más introspectivas aún de las mismas sesiones.