Entre mediados de marzo y finales de mayo, Daniel Romano publicó, a modo de proeza, nada menos que ocho grabaciones -entre álbumes y miniálbumes- en una amalgama mestiza reseñada aquí en junio: rock y pop como marco, con incursiones a universos paralelos de country, prog y punk. El primero -“Visions Of The Higher Dream”- y el último -“Dandelion”, ambos centrados en el marco, son los referentes de “How Ill Thy World Is Ordered” (You´ve Changed 2020), el nuevo. Con una pequeña gran diferencia: ahora su Outfit -de hecho desde la demostración pletórica del directo de “Okay Wow”- suena a gran banda.
Se percibe escuchando la solvencia de “A Rat Without A Tale”, “How Ill Thy World Is Ordered” y “Green Eye-Shade”, los primeros temas. Los teclados, la percusión, los vientos, las guitarras, los coros; todo parece engrasado con un feel entusiasta de rock & roll. Pueden atacar con gran energía “First Yoke” y tornarse recatados a la siguiente -“Joys Too Often Hollow”- coqueteando con el country, en busca de arreglos exquisitos como “Never Yet In Love” -sobre todo teniendo en cuenta que ninguna pieza ha requerido más de dos tomas- sin perder nunca el respeto a las raíces (la influencia del Dylan 80s en “A Secret Still To Be Betrayed”). Añádanse los seis minutos de azúcar ensoñador del cóctel “Amaretto And Coke”, tan obvio y a la par tan enternecedor en su modo de cuadrar la melodía, y tendremos el disco ideal para concluir -¿o aún le queda algo por publicar?- su año inigualable.
Sufjan Stevens prometió un álbum dedicado a cada estado norteamericano (bien podría iniciar carrera política: no ha cumplido de momento). Sin prometer nada, Daniel nos ha alegrado media vida en el 2020.