Este disco de Ela Minus recoge en sonido la evolución de Gabriela Jimeno desde sus inicios como percusionista en una banda de Bogotá hasta su devoción por los sintetizadores tras tomar clases de jazz en Boston y afincarse en Brooklyn.
Donde “Acts Of Rebellion” encaja de algún modo es en la etiqueta coldwave. Su pátina añeja , como música de baile para seres solitarios, se nutre de un pulso old school que tanto puede encontrarse en los ritmos de Electribe 101 como en los vacíos de Suicide o las máquinas de Kraftwerk; en las pistas de baile para desfogarse solo, tanto si es a oscuras como bajo los focos cegadores. El título del álbum, así como el del single “They Told Us It was Hard, But They Were Wrong”, el de “Do Whatever You Want, All The Time”, y el texto del otro single “Megapunk”, parecen indicar un inconformismo de raíz punk cercana a la insumisión política, pero no va más allá de la actitud recurrente. Y, de algún modo, se la ve tan o más cómoda en los tramos en español como “El Cielo No Es Nadie” y “Tony” -`no seas tan moderno, bailemos como mis abuelos´-, en la sedación con melodía andina, o en la deliciosa pieza final “Close” donde comparece Helado Negro devolviendo su visita en “This Is How You Smile” (Gabriela también ha bateado para Austra).
Si hablamos de actitud, debería subrayarse que, pese al predominio de sintetizadores, teclados y cajas de ritmo, el uso del ordenador no se contempla en este disco. Por algo una canción se titula “Let Them have The Internet”.