Nuevo disco de Dawes sin grandes diferencias respecto a los anteriores. Un estilo macerado durante años reivindicando la California seventies clásica del sello Asylum. Por cierto, “Good Luck With Whatever” (2020) es su debut con el sello Rounder.
Tras el comienzo de “Still Feel Like A Kid” reflexionando sobre el paso de los años -típico cuando se alcanza cierta edad en Los Angeles-, el medio tiempo ágil de “Good Luck With Whatever” nos recuerda a decenas de artistas.

El piano y las guitarras de “None Of My Business” están entre la E Street Band y el referente clásico de la banda, un Jackson Browne cuyo legado se percibe aún más flagrante si la composición -caso de “Didn´t Fix Me”- es sentida. Entre la acústica “St. Augustine At Night”, el trote manido de “Who Do You Think You´re Talking To?” -gracias a la producción de Dave Cobb, todo lo predecible del disco se sostiene con dignidad- y la balada de cierre tipo Eagles de “Me Especially” -está acreditado en ella Jim James-, queda bien perfilada la naturaleza del disco. A su favor: es un estilo que lleva décadas funcionando, y a veces bajo su tono conservador han operado artistas -Browne, Eagles, Randy Newman, Warren Zevon- mayúsculos. Yo recomendaría a todos los dueños de bares para veteranos dando la matraca con “Hotel California” -día sí y día también- que invirtiesen de vez en cuando renovando su programación. En Dawes tendrían una alternativa solvente.