Músico de Carolina Del Norte, formado en Nueva York operando desde California, Mason Lindahl bucea en las sonoridades de la guitarra española acompañándolas de ruidos de campo, drones varios, ecos y reverb, hasta convertir este segundo trabajo “Kissing Rosy In The Rain” (Tompkins Square 2021) –más de diez años desde el primero- en un dechado de esplendor en la neblina.

Existen muchos referentes investigando las texturas de guitarras acústicas, aunque no tantos fuera de los campos estrictos country, blues o africano. William Tyler, James Blackshaw, Richard Youngs, Victor Herrero o, ya más afines al ambiente que Mason pretende comunicar, Matt Elliott sin tanto tono sepia de tristeza subyacente. “Sky Breaking, Clouds Falling” nos introduce en una nueva dimensión de los espacios repletos de resonancias, donde los silencios ya no son tales. A veces la guitarra es más española (“Soft Light”), otras más latinoamericana (“Kissing Rosy In The Rain”), incluso con alguna ráfaga flamenca (“Fantasy In Spectacle”) o camino del claustro (“In Lieu”).

Instrumentales que intentan compaginar lo académico con exploraciones en un universo de respiración más gaseosa, cuyo preciosismo tosco no les impide mantener su capacidad evocadora.