Desconozco la escena musical sudcoreana más allá de lo promocionado por el fenómeno K-Pop. De modo que, cuando llega algo distinto, se produce un efecto sorpresa atemperado tras la primera impresión. Con esto pretendo decir que escribo en pleno subidón tras escuchar a Parannoul (파란노을), sabiendo que no inventa nada y que probablemente el futuro bajón pondrá las cosas en su sitio. No importa. De momento.

En “To See The Next Part Of The Dream” (Longinus 2021) maneja básicamente un shoegaze caótico de presupuesto lo-fi a juego con el mensaje. Vivir en un entorno urbano, industrial –esa portada con el utópico cielo limpio a la vez que el humo de la fábrica nítido, con la esperanza de convivir con la banda de pájaros lejana- donde los habitantes hacen cohabitar lo maquinal de su existencia con la vulnerabilidad de sus emociones –depresiones, suicidios, etc- le ha inspirado a crear este ataque directísimo voluptuoso a los sentidos a modo de lavadora en pleno centrifugado. Lo-fi, shoegaze o post rock avasallador, pero siempre –como “Psychocandy” de The Jesus And Mary Chain o “Loveless” de My Bloody Valentine- con algo fluyendo por debajo del estruendo eléctrico y de la mugre, algo tierno de melodía frágil asomando cual David frente a Goliat para que mantengamos la esperanza frente a la hostilidad cotidiana.

Tras el aluvión de decibelios inicial, paradójicamente son más concluyentes las piezas largas, como los diez minutos de “White Ceiling” (흰천장) con un shoegaze glorioso que se liquidifica a ratos para construir la muralla de sonido, los nueve de “Age Of Fluctuation” (격변의 시대) y los siete de una “Youth Rebellion” (청춘반란) de voz cavernosa y sufrida, encarrilada con un pulso enorme. La única tranquila, “Extra Story” (엑스트라 일대기), es como un punto y aparte para encarar el tramo final, convencido de que la compasión melódica asiática aún puede aportar savia nueva a estilos vetustos. No esperaba, desde aquella parte del mundo, una intensidad liberadora tan brutal y honesta. Ian Cohen, al recomendarle hace unos días en twitter, mencionó a The Radio Dept. Algo de eso hay.