Pese a una trayectoria durante dos décadas con Fruit Bats, posiblemente Eric D. Johnson será recordado más por el disco formando parte de Bonny Light Horseman el año pasado. Un trabajo donde destacaba sobre todo la transparencia folk de Josh Kaufman. Quizás por ello Eric ha contado con él para el nuevo álbum de los murciélagos, “The Pet Parade” (Merge 2021), que debido a la pandemia se ha estructurado con músicos aportando sus partes por separado desde la lejanía física.

En él permanecen las coordenadas básicas de los nueve discos anteriores. De hecho ahora él es el único miembro `oficial´, aunque toque algún músico conocido como Jim Becker –Califone, Iron & Wine-, presente en el primero, del 2001. También comparecen otros ilustres, como Joe Russo (Kevin Morby, Cass McCombs, Craig Finn), Matt Barrick (The Walkmen, Sharon Van Etten, Real Estate) o Thomas Bartlett (The National, Taylor Swift, This Is The Kit, Adrian Crowley). Entre todos consiguen hacer despegar con un tema largo de final pastoral folk (“The Pet parade”). Seguramente “Cub Pilot” expone los rasgos característicos de Johnson: su voz nasal aguda como Dylan posee una épica similar a la de Adam Granduciel, y de hecho a veces consigue con Fruit Bats un hipnotismo similar al de The War On Drugs, solo que con otras herramientas en clave más acústica.

Dejando de lado referentes obvios como el primer minuto muy Beatles de “On The Avalon Stairs” –y menos obvio el de “Holy Rose”-, resplandece por encima de las demás la pura celebración de una “The Balcony” que enseguida conquista, abanderando la frescura del disco entero.