Hijo de madre que tocaba country metido en grupo de rock alternativo con detalles acústicoprogs –Wand-, ahora Cory Hanson ha decidido utilizar los mimbres familiares para elaborar un sonido distinguido y señorial. En “Pale Horse Rider” (Drag City 2021) ya no encontramos los titubeos silvestres del debut sino el aplomo de quien decide reflejarse en un entorno de elegancia urbana. Un poco como Kevin Morby, pero apostando por darle protagonismo a las guitarras lloronas.

El álbum es una lección en este sentido, conviviendo sustained steel, lap steel, pedal steel y wah wah steel sin que apenas se impongan dentro del entorno suave (por cierto, repite Heather Lockie a la viola). Tras las tres primeras composiciones marcando el destino del lote, flota la etiqueta de dream country en “Paper Fog” y “Pale Horse Rider”, reforzada después con una “Bird Of Paradise” similar en textura de colcha ensoñadora a “Crosshairs” de Cassandra Jenkins, o la ternura semitrasnochada –casi Lambchop- de “Limited Hangout” y “Vegas Knights”. En los casi ocho minutos de “Another Story From The Center Of The Earth”, que empieza superlenta y se deja herir por la electricidad de las guitarras, es como mejor se pueden apreciar todas las posibilidades, algunas ambivalentes, que cubren los lamentos de Hanson, sean dulces o ácidos (el mero hecho de titular una canción “Angeles” me lleva momentáneamente a pensar en Phosphorescent).

Por cierto, el autor dice que el disco está influido por los consejos del difunto David Berman. De allí el gesto inconsciente de relacionarlo con Cassandra.