Tras un primer álbum modesto en clave acústica, esta irlandesa de Galway residente en Brighton se ha aventurado –conoció a Tony Visconti- a un sonido de gran dama que apuesta por la americana en “Not The Girl” (Modern Sky 2021).

No puede decirse que Holly Macve se haya decantado por el country, y de hecho solo “Be My Friend” -¡con slide de Bill Ryder-Jones!- y el country folk camuflado de dream en el cierre con “Lonely Road” pueden encajar en la etiqueta. Las demás, sin ser del todo variadas, cuelan como rock americano bien surtido de baladas (“Eye Of The Storm”, “Not The Girl”). Una canción (“Daddy´s Gone”) trata de la muerte de su padre, que la pilló de gira y a quien no veía desde que tenía tres años. Otra (“Behind The Flowers”) viene marcada por abusos paternos con una entonación fatalista tipo Lana Del Rey, también destacable en el final de “You Can Do Better” –algo tiene que ver la mezcla en Nashville a cargo Collin Dupuis, que ha operado con Lana-, así como la torch song “Little Lonely Heart” con cuerdas noctámbulas y una “Sweet Marie” en clave Hope Sandoval más sutil. De hecho la manera de presentarse de Holly, ese look –pintalabios rojísimo en el videoclip  de “Daddy´s Gone”- parece intentar inyectar cierto glamour al country. Sigo sin embargo escéptico: poco podemos enseñar desde Europa a los norteamericanos en su especialidad. Sería como decir que el basket europeo le puede al norteamericano. Bueno, no le puede, pero algún jugador de aquí sí consigue consagrarse allí. No incluye la canción a base de teclados “Wonder”, publicada en navidades.