Se dice que el título “How Long Do You Think It´s Gonna Last?”  (Jagjaguwar 2021) fue cosa de Taylor Swift, pero es más factible la explicación de Aaron Dessner, que en los estertores del álbum dedica la supertierna “Brycie” a su hermano gemelo –y colega en The National- en agradecimiento por el apoyo recibido a lo largo de su vida conjunta. Una relación singularmente empática en la que todos –incluso quienes no hemos tenido la suerte de contar con hermanos a nuestro lado- nos vemos reflejados, y que desearíamos que fuese eterna, aún sabedores de los caprichos del tiempo. ¿Cuánto tiempo piensas que va a durar?

Muchos podrían pensar que el álbum es como un cajón de sastre donde Dessner y Justin Vernon utilizan el proyecto del colectivo 37d03d para sacar material inédito que no encaja en sus respectivas bandas oficiales, y de hecho el elenco de participantes apuntaría en esta dirección. No obstante, cuando Aaron afirma que el disco fue planteado en el espejo de “The Last Waltz”, todo cobra un sentido distinto menos malicioso. Un homenaje a la amistad donde los dos socios anfitriones –sobre todo Dessner- querían, más que saldar deudas pendientes, que compareciesen los músicos con los que han colaborado y establecido complicidades. Se percibe en seguida –no es la simple colección de temas featuring fulano o mengano- la implicación de los invitados asociándose en combinaciones múltiples. Como en el triple de The Band.

Para los mitómanos del mainstream, destaca la aportación de Taylor Swift en “Birch” sobre un beat inventado por Bryan Davendorf –percusionista de The National- y musculado por las baquetas de James Krivchenia -de Big Thief- y de J.T. Bates, así como en una “Renegade” junto a Vernon cuyo título retrotrae a “Exile”, la canción que ambos interpretan en “folklore” (se compuso durante la misma época). No menos importante es el trabajo de Krivchenia respaldando la vocalización de Ilsey en “Mimi”, así como el dueto del de Bon Iver  con Ariel Engle de Broken Social Scene –alias La Force- en “8:22am”, un mano a mano entre Ben Howard y Kate Stables de This Is The Kit en “June´s A River”, o “Easy To Sabotage”, musicalmente la más exploradora del álbum gracias al fiestón de Naeem y Justin en modo autotune sobre un ritmo de frenesí controlado.

Semejante crisol de combinaciones sería sin embargo papel mojado sin el humanismo predominante. La presencia de Anaïs Mitchell, con la que Aaron colabora desde hace más de una década y ha sido recuperada en Bonny Light Horseman, es fundamental en los momentos claves de la grabación, incluso al someterse a la magia de Ronin Pecknold de Fleet Foxes cuando hace suya “Phoenix” (también aparece el nombre de Jarvis Taveniere). Asimismo estremece “Hutch”, con Sharon Van Etten y arreglos vocales de Shara Nova para que luzca Vernon, el homenaje sentido al amigo Scott Hutchison de Frightened Rabbit recientemente fallecido (mellotrón de Brad Cook). Pero sobre todo cala profundamente escuchar la voz tímida de Dessner confesarle devoción a Bryce ayudado en composición por Jessica, la hermana de ambos –los tres niños de la portada- sobre la percusión electrónica de James McAlister, asiduo de Sufjan Stevens. Y justo antes del cierre tan íntimo como monumental de Anaïs –nivel Karin Peris de The Innocence Mission- cerrando en “New Auburn” con el piano delicadísimo de Aaron.

Podría la ristra de nombres resultar cansina para los no habituales. En este caso no obstante son el reflejo que hace “How Long Do You Think It´s Gonna Last?” brillar como la canalización de un verdadero espíritu colectivo. Y todo ello –es solo un dato- sin la presencia de Matt Berninger.