Aquí un placebo mientras recordamos lo que un día fue la normalidad. Mica Tenenbaum y Matthew Lewin, desde Los Angeles, hermanan en Magdalena Bay los distintos géneros de la pista de baile aplicados a la nueva perspectiva digital. Su popularidad en las redes ha permitido crear con “Mercurial World” (Luminelle 2021) expectativas enormes.

Su fórmula gusta porque aplica referentes conocidos a los que añade el toque de presente y futuro. ¿La canción “Mercurial World” no es más que synth pop? Sí, es algo más, porque conjuga el tintineo sonoro Tik Tok con el universo PC. Electrónica de videojuegos bajo la voz vaporosa –y de candidez casi pueril- de Mica. `Na, you don´t bother me with electricity´, suscribe en “Dawing Of The Season”, oscilando entre lo abigarrado (“You Lose!”), la progresión implacable del beat hasta el estallido (“Chaeri”), y numerosos pasajes con el pulso nocturno sensual (“Hysterical Us”): algunos recientes, como R&B. Y otros que reivindican el house; incluso a Chic. Pero siempre con la mirilla del envoltorio puesta en las nuevas propuestas sonoras de Porter Robinson, Danny L. Harle, SOPHIE, etc.

Especialmente potente es el tramo final de la grabación, con los crujidos fantásticos de las interferencias escondiendo el ímpetu del estribillo de “Domino”, la melodía digital nipona de “Dreamcatching”, y una “The Beginning” enlazando con el comienzo gracias a un beat implacable –en “Mercurial World” parafrasea a la Madonna de “Material World”, y aquí se percibe la intencionalidad- para arrastrarnos al fragor de las luces de neón. Enjoy the show. Raindrops in every color. In technicolor tonight. ETERNAL.