Como muchos otros artistas, Marissa Nadler también consiguió meses atrás dar forma a una colección de versiones en “Instead Of Dreaming”, donde destacan las acústicas acuáticas de “Moonchild” de King Crimson, la entrañable “Lonely People” de America -¡¡años hacía que no la escuchaba!!- y la siempre conmovedora “I Started A Joke” de Bee Gees, junto a otras de Dylan, Townes Van Zandt, Simon & Garfunkel…y Metallica. Por cierto, no era la primera vez que publicaba un manojo de versiones (“Covers”, 2017).

Tampoco la temática del nuevo álbum “The Path Of The Clouds” (Sacred Bones 2021) es nueva, pues el anterior se titulaba “For My Crimes”. Aquí se muestra más cercana al espíritu de “Murder Ballads” de Nick Cave, con historias de desapariciones, sueños de superwoman, misterios no resueltos, asesinatos, secuestros de avión y fugas de Alcatraz. Lo hace, como insinúa la portada nebulosa, desde sonidos vaporosos –el título de la canción “From Vapor To Stardust” podría muy bien definir el feeling de la grabación- que se contraponen y a su manera subrayan la inquietud desprendida por los textos.

A buscar esta pátina muy 4AD le ayudan Simon Raymonde en cuatro canciones –ella participó en los dos proyectos de Lost Horizons-, Mary Lattimore en “Elegy” y Emma Ruth Rundle en “Turned Into Air” entre otros (como Jess Chandler, de Midlake y Mercury Rev, que la animó a atreverse con el piano). Todo muy en la línea previa de Nadler, como esa “Storm” en la que surca los cielos.