“You Signed Up For This” (Maisie Peters). Pop extremadamente accesible, británico y con ribetes synth, trufado de estribillos infalibles como los de “You Signed Up For This”, “John Hughes Movie”, “Volcano” y “Psycho” (esta última, junto a “Boy” y “Hollow”, con la ayuda de Ed Sheeran, compañero de discográfica). Imposible no rendirse, una vez bajo los focos, a ese delirio adolescente llevado con dignidad femenina adulta. Porque no hay nada más perdurable en la memoria que besarse en la piscina una noche de verano a los quince años. En UK ya tienen a su Taylor Swift.

“Red (Taylor´s Version)” (Taylor Swift). En su política de regrabar los discos sobre los que había perdido los derechos para recuperarlos, éste es uno de los más completistas. Además de una mayor madurez profesional, ofrece un buen manojo de canciones extra –“Run”, una más con Ed Sheeran, “Nothing New” con Phoebe Bridgers, “I Bet You Think About Me” con Chris Stapleton-, la mayoría pertenecientes a las mismas sesiones que no entraron. Y una versión apoteósica de 10 minutos de “All Too Well” concluyendo.

“Remember Her Name” (Mickey Guyton). Ella es de educación tejana moviéndose en Nashville. Lo diferente en este caso es que se trata de una voz de color en un entorno de orquestaciones ampulosas con raíces country, y con cierto mensaje racial reivindicarivo. De modo que una canción como “All American” empieza con bases hip hop/R&B y se disuelve entre guitarras redneck mientras ella se entrega con una devoción casi gospel. Vende bien en el circuito mainstream las baladas con calado social –“Black Like Me”, “What Are You Gonna Tell Her?”- donde va sobrada de voz, también algunas composiciones de escuela Taylor Swift, llega feliz con tonadas veraniegas como “Rosé”, pero sobretodo deberían interesar sus atrevimientos étnicos (beat hip hop con banjo y pedal steel en “Smoke”).