“One Hand On The Steering Wheel The Other Sewing A Garden” (Ada Lea). Bajo la aparente sencillez de su manera de pulsar acordes, muy carnal, fluye un verdadero corazón de cantautora cuya diferencia básica  con su compatriota Mary Margaret O´Hara es el menor alcance vocal. Porque aún así, con arreglos toscos, eleva las piezas de un modo tan natural que esa guitarra eléctrica visceral se ablanda en el cobijo de una gran melodía. En “Partner” y “My Love 4 U Is Real” se comprueba su habilidad para estallar desde la parsimonia. Y, sí, la genética canadiense acaba por aflorar aunque sutilmente (en la cadencia de los versos de “Damn” floreciendo como Joni Mitchell, o en el soplo melódico de Leonard Cohen cerrando con “Hurt”).

“Head Of Roses” (Flock Of Dimes). Jenn Wasner, de Wye Oak, cada vez abriendo más el abanico. A sus excelentes colaboraciones en discos de otros –como Sylvan Esso, Helado Negro, Bon Iver o Shearwater- y a su implicación en el entorno de instrumentistas de Carolina Del Sur, ahora se suma un segundo álbum mejor enfocado con participación de músicos como Meg Duffy (Hand Habits), Matt McCaughan y producido por Nick Sanborn (Sylvan Esso). Un trabajo variado donde americana (“Awake For The Sunrise”), guitarras tensas (“Price Of Blue”) y melodías ventiladas (“Two”) conviven sin estorbarse. Me gusta más el recogimiento de la segunda mitad.

“Things Take Time, Take Time” (Courtney Barnett). Con cada país actuando de manera diferente durante la pandemia, Melbourne ha sido una de las ciudades con más vaivenes en cuanto a confinamientos. Courtney, entre la aceptación y el afán de disfrutar de algún modo del estado de las cosas, graba un disco más reflexivo que impulsivo. Aunque no exento de electricidad, se muestra bastante conforme con un semicautiverio que tal vez ayude a cambiar actitudes. Sin echarle azúcar –algo de jangle en “Write A List Of Things To Look Forward To”- y sin tampoco tensionar pese a contar con el andamio de Stella Mozgawa (Warpaint). Como muchas sensaciones que hemos tenido durante estos dos últimos años, el álbum simplemente fluye.