La primera impresión al escuchar “Endless Rooms” (Sub Pop 2022), el nuevo disco de Rolling Blackouts CF, es que los australianos tienen puesto el piloto automático. El pulso martilleante característico marca de la casa –presente en “My Echo”, “Blue Eye Lake”, “Vanishing Dots”, etc- es contagioso pero, por mucho que uno se detenga a disfrutar de los cruces de las guitarras, suena a más de lo mismo.

Sin embargo la intro instrumental contemplativa avisa de pequeños cambios. Pequeños, pues poco se puede cambiar cuando el pentagrama, como en el caso de Feelies, es el que es. Y, de alguna manera, más vale así. Son muy buenos en lo suyo, tremendos cuando enredan sus guitarras en la pulsión, un poco como unos The War On Drugs acelerados sin los aires etéreos. A la que se salen del guión, los resultados son más opinables. A mí no me enganchan ni “Dive Deep” ni “Endless Rooms” –no entro a valorar textos ni avisos de la degradación ambiental del planeta- y en cambio sí la crepuscular “Open Up Your Window”, que bien serviría para conducir por la costa del Pacífico –en Australia o California, da igual- al atardecer, o en la sobria “Bounce Off The Bottom” final.