Muchos grupos tienen un estilo tan catalogable y definido que se asfixian enjaulados en la etiqueta. A The Stroppies tal vez les fuese bien al principio promocionarse como seguidores de la estela Flying Nun y el rock de las antípodas. Ahora sin embargo la casilla les ha quedado estrecha. En “Levity” (Tough Love 2022) se les nota ávidos por ampliar el radio de acción.

El problema es que no es tan fácil desatar ligaduras cuando tiene su estilo tan interiorizado desde la cuna. O tal vez no se quieren liberar completamente. De entrada el arranque con “The Perfect Crime” tiene nervio y a la par busca un pulso de electricidad más variada, mientras “Smilers Strange Politely” juega su baza fuerte en el paisaje donde se grabó el videoclip (un lujo). Poco a poco va bajando el listón, sin decantarse, con una “Material Condition” pelín anodina y estirada, y una “I´m In The Water” que discurre a piñón fijo (o cuando salirte del guión te hace abrazar otros becerros de oro, como guitarras de sabor neoyorkino). Me quedo con las dos primeras, así como con el sonido más meloso de “Caveats”. Quizás porque creo que no hay nada malo en quedarse en el pentagrama de Flying Nun; si tienes buenas canciones.