La americana como subgénero –y más la que se nutre de country y folk- tiene mucho gancho en UK, tal vez porque es un derivado de músicas tradicionales surgidas en las islas, sobre todo en Irlanda y Escocia. Pienso en The Thrills y Lloyd Cole, e incluso en otras bandas colaterales de los tiempos de Postcard como Danny Wilson.

Desde Leith, hace tiempo que Dean Owens venía avisando de su devoción por la americana, llegando a grabar en Nashville: incluso Irvine Welsh lo subrayó en notas escritas para una recopilación. Esta vez, con “Sinner´s Shrine” (Continental 2022), se ha armado de razones potentes para dotar de credibilidad a sus composiciones, contando con la presencia de gente de Calexico. Ahí están Joey Burns y John Convertino dando apoyo productor, más la trompeta de Jacob Valenzuela. También sería destacable la presencia vocal de Gaby Moreno en “Land Of The Hummingbird”, la de Grant Lee Phillips en “The Hopeless Ghosts”, y sobre todo la pedal steel en cinco canciones del legendario Paul Niehaus, el de Lambchop (que después tocó con los mejores, como Bonnie Prince Billy, Iron & Wine o Silver Jews).

En cuanto a las piezas aún no citadas, “Arizona” guarda similitudes con Midlake, “Here Comes Paul Newman” contiene un silbido western con fondo mariachi a lo Morricone, “La Lomita” sigue el rastro tex mex sobre una melodía mediterránea, mientras acierta cerrando con la serenata pacífica de “After The Rain”.