El mundo de Laura Veirs ha dado un giro importante en los últimos tiempos. Si el álbum anterior “My Echo” (2020) se terminó durante el proceso de divorcio con el productor Tucker Martine, ahora en “Found Light” (Bella Union 2022) ella abre una etapa nueva tanto en lo musical como en lo emocional.

El sonido refleja el intento de alejarse de sus dos estilos anteriores (folk de alcoba, y folk extraordinariamente pulido gracias a la sabiduría roots delux de Martine). Aquí todo resulta más flotante con reminiscencias canyon. Para ello se hace acompañar por una pareja bien avenida –repite Shahzad Izmaily produciendo, y Phil Weinrobe en las mezclas, ambos también presentes en el nuevo de Tomberlin- con especial hincapié en los espacios etéreos. Se nota en lo bien resuelta que está “My Lantern” con su voz resplandeciendo ensoñadora, o “Seaside Haiku” (¿no es su perspectiva en plan “Kyoto” de la Bridgers?). También luce bien la voz de Kate Stables (This Is The Kit) en el dueto de “Autumn Song”, o el violín de Sam Amidon en “Time Will Show You”. La única realmente eléctrica –incluso con guitarra mordiendo- es “Winter Windows”, la del cierre.

La parte emocional se reparte entre la devoción por sus hijos y las nuevas oportunidades que una recién divorciada cuarentona percibe una vez recobrada la libertad. `I met a turkish man who sells drugs, he seemed very gentle like he knew love, I met a brazilian who taught me to dance, he made me feel my second chance´(“Eucalyptus”). En la próxima grabación tal vez nos sorprenda inmersa en otra relación sólida. Disfrutémosla ahora recuperando sensaciones sin cadenas ni corsés.