Larga vida a Hot Chip, portadores de una manera de hacer las cosas –a la antigua, utilizando solo los elementos imprescindibles de las nuevas tecnologías- en aras de la preservación de ciertos valores. ¿Obsoletos? Tal vez, si se miran desde una perspectiva actual ajena al legado del formato pop en la música de baile, el de estrofa/estribillo. Pero extraordinariamente certeros vistos por un aficionado a los hits tipo Pet Shop Boys.

Por supuesto, la sensación primera al enterarnos de otro disco nuevo suyo es la de pereza. Una vez puestos no obstante con “Freakout/Release” (Domino 2022), quedamos sorprendidos en seguida, pues “Down” es un ejercicio de funk seco demoledor (sobre un sample de “More Than Enough” de Universal Togetherness Band) con el añadido perfecto: pese a pisar terreno no tan afín, suenan a los Hot Chip de siempre. Y seguido por un single de tarareo tan glorioso como “Eleanor”.

El resto del álbum discurre entre electro con melodías de cadencia triste típicas debido al tono vocal de Alexis Taylor (“Not Alone”, “Time”), destellos geniales del socio Joe Goddard, y pequeñas modestas novedades, como las aportaciones de Soulwax (“Freakout/Release”), la DJ vecina Lou Hayter (“Hard To Be Funky”) o el rapero canadiense Cadence Weapon (“The Evil That Men Do”). Todo suscrito desde ese ambiente familiar afable –las familias de Alexis y Joe en los coros de “Miss The Bliss”- que inspira cariño.

Tampoco nos olvidaremos del epílogo, “Out Of My Depth”, cuando una tonada nasal sedada de folk norteño tipo King Creosote después arranca y nos eleva a los altares, para realzar este mensaje final de autoayuda que necesitamos a día de hoy. Son tiempos difíciles.