Ya está listo el top diez de estribillos, ritmos y chistes de 2008 (bueno, chistes sólo uno). Como muchos lectores, encuentro artificiosa la distinción entre nacional e internacional, pero sirve para hacer posts más pequeños y legibles.

“A Milli” (Lil`Wayne)
Pelotazo del año: empieza con fanfarria Disney y luego te corta el cuello con ese loop zulú aplastante . Un hit crudo, guarrote y visceral. Pueden perrear aquí o en cualquier discoteca macarra.

“Viva La Vida” (Coldplay)
Pocos han podido resistirse a una melodía pop tan perfecta. Coldplay saben sonar épicos y vulnerables, pegadizos y sutiles, celestiales y terráqueos. Se cae el estadio. La habrán oído mil veces, pero ahí va por si acaso.

“Time To Pretend” (MGMT)
Igual que con Coldplay, hay estribillos contra las que no se puede luchar, por muy inflado que te parezca el prestigio de un grupo. Mejor rendirse y pulsar autoreverse. O aquí.

“Ticka Tock” (Skibadee)
La descubrí por partida doble: en el mix de DJ Yoda en el Fabric y en el recopilatorio de Soul Jazz de la historia de los mcs en el Reino Unido. Una acelerada bomba caribeña que podría haber arrasado en las radiofórmulas donde triunfó Shaggy. ¿O no?

“Plan To Marry” (Lucinda Williams)
Dulce , casual y descaranada. Esta es una de esas canciones que parece que van a desaramarse al primer soplo y que luego se te quedan revolotenado en la cabeza y se cuelan entre lo más memorable del año.

“La Perla” (Calle 13 y Rubén Blades)
Una canción sobre los placeres sencillos puede ser el más efectivo himno anticapitalista de 2008, sin necesidad de invocar al comunismo ni rimar la palabra revolución. El sabor del guiso casero. Un presente que mejora el antecedente.

“The Dance” (American Music Club)
Como una película de cine negro convertida en canción, Eitzel demuestra su talento como compositor incluso cuando hay un bajón creativo (su disco). No lo he encontrado en Youtube ni está en su Myspace, pero vale el euro que te pide Itunes .

“Wearing My Rolex” (Wiley)
Mágnifica aleación de ritmos grime underground y base de macrodiscoteca. DJ Yoda , en su set del Sónar, la puso de fondo mientras proyectaba un mix de imágenes del divorcio del año (ese es el clip que enlazamos). Nos pilló por sorpresa y algunos nos partimos de risa. Tampoco está mal otro de sus singles de 2008, “Cash in my pocket”, el “If I Were A Richman” del grime, producida por Mark Ronson.

“The Nun´s Litany” (The Magnetic Fields)
Otro caso parecido al de Eitzel. El arrogante Merrit hace lo que mejor sabe: pop clásico con un toque perverso. No siempre canta bingo, pero raramente se le escapa una línea.

“Akon Calls T-Pain” (Superdeluxe)
Se supone que es un vídeo de broma, pero la melodía saturada de autotune se pega a mi cerebro mucho más que otras que iban en serio. Si tienen curiosidad se está riendo de cosas como esto. En el fondo estos raperos de palo son como Camela, pero en yanqui (y no lo digo en plan mal).