payday loans

db

No se suele citar entre sus mejores canciones y corre el peligro de ser olvidada entre la enorme producción del Duque Blanco (al igual que “Right” del ‘Young Americans’ de 1975, “Be My Wife” de ‘Low’ (1977) y tantas otras). Es cierto que existe una similaridad con la armonía de “Heroes” (el intervalo de dos acordes que forma la estrofa de ambas piezas es el mismo) y con la intro de “Clowntime Is Over” (1980) de Elvis Costello, lo que desluce un poco el tema, pero en “Teenage Wildlife” hay suficientes elementos diferenciadores respecto a su ‘heroico’ single de 1977. Para empezar, la longitud es casi el doble (se trata de una de sus composiciones más largas) por lo que no hacía aconsejable su publicación como single (aunque sí se encarga de abrir la cara B de ‘Scary Monsters’ (RCA, 1980)); la voz de David Bowie aparece aquí un tanto más deslavazada (más tarde reconocerá que pretendía sonar como Ronnie Spector, con quien había tenido un escarceo años antes), sobretodo en las estrofas; las guitarras solistas de Robert Fripp, Carlos Alomar y Chuck Hammer están mucho más presentes (en la melodía inicial que marca el tema principal, durante las estrofas, mediante dos solos memorables en mitad de la canción y en la despedida en fade out de la misma); la presencia del bajo (a cargo de George Murray) cobra un papel muy importante en diferentes secciones, sobretodo en esos tres momentos-estribillo en forma de crescendo donde se llega al clímax en el que Bowie grita con contenida emoción “I’m not a piece of teenage wildlife”; y por último la estructura de la canción contiene más partes diferentes, ejemplo del talento del británico como compositor, que se muestra igual de inspirado tanto en las distancias cortas como en las largas. [Más…]

ymg

Pocos grupos han sido tan influyentes con un solo LP en el mercado como Young Marble Giants con ‘Colossal Youth’ (Rough Trade, 1980). Y lo consiguieron, además, a base de pocos elementos, introduciendo en el mundo de la música popular moderna una corriente minimalista cuyo testigo recogerían un poco más tarde las británicas Marine Girls o los norteamericanos Beat Happening (no en vano ambos grupos llegarían a editar en algún momento discos producidos por Stuart Moxham, principal compositor e integrante de la banda galesa). “Eating Noddemix” fue, sin embargo, compuesta por los otros dos tercios del combo: su hermano Phillip y Alison Statton. A mi parecer, constituye el ejemplo perfecto que refleja aquello de ‘menos es más’: pocos elementos, sí, pero de una gran efectividad. [Más…]

fs

Se puede morir por empacho de pasteles, aunque también es cierto que a nadie le amarga un dulce. Lo de Fantastic Something era repostería fina, y en temas como aquél single suyo de 1983, “If She Doesn’t Smile (It’ll Rains)”, o este “The Night We Flew Out The Window” perteneciente a su único LP, ‘Fantastic Something’ (Blanco y Negro/WEA, 1985), venían cargados con extra de bizcocho, chocolate y azúcar. La receta empleada por los hermanos Alex y Constantin Veis (nacidos en Boston, criados en Atenas y radicados en Londres durante siete años) es la que sigue: un bizcocho doble formado por cuatro partes diferentes en el siguiente orden: estrofa A (4 x 2 acordes), estrofa B (4 + 6 acordes), puente C (4 x 3 acordes) y cambio de tonalidad en el estribillo instrumental D (6 x 6 acordes); doble cobertura de chocolate en forma de un bajo dulcemente funk a cargo de Deon Estus y una percusión de corte brasileño por Martin Ditcham; una capa doble de azúcar glass espolvoreada por encima en forma de ese arreglo de flauta sampleada a cargo de Adrian Lee como intro al estribillo, y de la voz naïf de los Veis; y por último la guinda del pastel: esos arpegios cristalinamente punteados que recorren toda la canción, particularmente en el estribillo y que, aun basados remotamente en The Byrds, sólo tenían parangón por entonces con los practicados por Johnny Marr en The Smiths o Jim Beattie en los primerizos Primal Scream. [Más…]

sb

Dentro de su primer álbum, ‘Careless’ (ABC, 1976), sus temas más celebrados fueron “On And On” y “Save It For A Rainy Day” pero yo me he fijado en esta otra joya del disco. Será por ese medio riff, medio arpegio que adictivamente dirige toda la canción desde una guitarra acústica (herramienta principal de trabajo del californiano Stephen Bishop, una vez que, en sus inicios, abandonó el clarinete) que aquí es tocada también por nada menos que el ilustre jazzista Larry Carlton; será por esa rotunda intervención de su amiga Chaka Khan (se habían conocido en la legendaria sala The Troubadour) a partir de la tercera estrofa; [Más…]

eno

Hay muchas cosas que no sé pero lo que sí conozco es cuál es mi patria de origen, y esta es el pop. Eso no significa que permanezca indefinidamente en ella. Me permito hacer excursiones a otros territorios de los que poca noticia tengo salvo su nombre o su presencia en medios o por el boca a boca. Ese afán de conocimiento es inherente al ser humano pero al mismo tiempo existe otra fuerza que te obliga a retornar siempre, a volver al punto de partida, a regresar al hogar. [Más…]

« Entradas anteriores  

You can buy steroids online! Buy winstrol and other steroids on safe place.