payday loans
Strange Ranger
13.01.2020

Del ombligo de la Norteamérica poco glamourosa surgen numerosas bandas excelentes cuyo anonimato predestinado no es óbice para intentar rescatarlas de éste. Isaac Eiger -fan de Jason Molina y Mark Kozelek que se formó entre el rock británico y las bandas de american college- y Fred Nixon crecieron en Montana, pasaron por Portland y ahora, tras cambiar el nombre de su banda Sioux Falls por Strange Ranger, operan desde Philadelphia.
Su segundo disco bajo estas siglas “Remembering The Rockets” (Tiny Engines 2019) condensa su crisol de influencias de modo abrumador. [Más…]

¿Ocho años ya y aún seguimos en ascuas con Lana Del Rey? ¿Icono pop o fake? ¿Compositora o chica avispada? Pese a irse desnudando emocionalmente con el paso de los discos y los años, consigue mantener ciertos interrogantes que incrementan la expectación. Como debe ser cuando trajinamos con personajes muy imbuidos por la cultura de Hollywood.
El éxito de “Norman Fucking Rockwell” (Interscope 2019) apenas tiene misterio porque las catorce canciones son de un grandísimo nivel, aunque se pueden buscar pequeños detalles a modo de claves. Elizabeth disfruta con la perfección de las formas musicales combinando pasado, presente, futuro, sensibilidad femenina retro adaptada a la perspectiva millenial, observaciones sociales de las reglas actuales, y muchas referencias a la cultura rock californiana. Buena parte se debe también a la conjura con el productor experto en voces femeninas Jack Antonoff (nada menos que Lorde, Carly Rae Jepsen, Taylor Swift y FKA Twigs en apenas unos meses) fabricando piezas introspectivas, mayormente baladas al piano orquestadas con ese dramatismo que la etiquetó como una especie de femme fatale impostora/portadora del glamour del siglo XXI, y a la vez con un punto muy sutil de RB/hip hop. Dramatismo fregando el over the top que nunca llega, porque ella se encarga de enfriarlo en el último instante con una frase o un quiebro de voz cool. [Más…]

Pocos grupos generan opiniones tan controvertidas como Cigarettes After Sex. Quienes gustan de un sonido de ambientación romántica sedada están encantados. Bucear entre la placidez amniótica de sus melodías es todo un placer. Pero quienes buscan algo más de profundidad intelectoemocional ven en las letras de sexualidad epidérmica de Greg Gonzalez ciertos clichés -algunos incluso sexistas- de anuncio de perfume en víspera de reyes.
De modo que, para disfrutar de “Cry” (Partisan 2019), lo mejor es no centrarse demasiado en lo superficial de los sentimientos que expresan los textos. Ni siquiera cebarse en las tonalidades aniñadas que a veces la voz adquiere, para algunos irritante al cabo de varias escuchas. La tristeza innata de estas composiciones, fundida entre guitarras de terciopelo, melosas y a la par gélidas, entra a la primera, y poco importa que sean casi calcadas a las del debut anterior. [Más…]

A veces ni recuerdo por qué siempre me han gustado The Bitter Springs. Por suerte, de vez en cuando Simon Rivers reaparece para recordármelo. Tras numerosos intentos y baile de fechas, por fin se publica “The Odd Shower” (2019), su tercer largo de esta década y primero ever en vinilo tras dos décadas de discografía.
No voy a entrar a valorar si éste es mejor que el perfecto “Cuttlefish And Love´s Remains” (2015). A mí me parece más brioso e inclinado hacia el segmento energético del grupo: acordes contundentes, interpretación apasionada y estribillos festivos. Alguna, como “Angry All The Time”, incluso busca un punto de suciedad guitarrera. Otras -como “Men Behaving Badly”- exhiben un hilo melódico al fondo que las enaltece. Siempre exultantes (“One More Sunset”) y entrañables (“Girls In F.I.T.S”), esta vez con la presencia del amigo Vic Goddard como teclista fijo. Son amistades para toda la vida. [Más…]

“i,i” (Bon Iver)
03.01.2020

En la discografía de Bon Iver puede uno perderse en detalles infinitos buscando su sentido. Aparentemente todos lo tienen, por muy críptico que éste sea. Unos se pierden buscando el de los títulos enrevesados -números, mayúsculas y minúsculas mezclados, guiones, etc-, otros intentamos averiguar por qué los títulos de sus cuatro álbumes insertan una coma -casualidad no es, pero eso no significa que el motivo no pueda ser trivial-, todo ello sin haber entrado en la chicha de un sonido que sufrió un zarandeo importante hace tres años con el cambio brusco -del folk a la electrónica de textura hip hop- inspirado en el pentagrama quebradizo tras participar Justin Vernon en experiencias como las de “Yeezus” de Kanye West. Muy fascinante y atrevido. Fácil, no. [Más…]

« Entradas anteriores   Siguientes entradas »

You can buy steroids online! Buy winstrol and other steroids on safe place.