«My Way» (1969)

Aunque hoy suene a perogrullada, durante años “My Way” simbolizó para mí la parte negativa de la música. Me explico. Cuando en 1970 un joven ponía en casa un disco de blues, música progresiva (si hasta EMI clavaba pegatinas con “underground” en sus álbumes), etc, pronto se escuchaba desde el comedor la regañina paterna farfullando contra los “alaridos”: «vaya mierda de música, ¡Frank Sinatra sí que canta bien!» Era como una puñalada diaria ante la cual ya habíamos urdido la réplica adecuada: «¿Y qué mérito tiene nacer con una buena voz?» La discusión jamás tuvo un vencedor claro pues ambas partes se negaban a reconocer mérito alguno a los valores enarbolados por la otra. Y “My Way”, para los entonces greñudos como yo, sería el primer símbolo a derribar cuando algún día cantásemos victoria.

 

La canción tiene un origen pintoresco. Originalmente había sido número uno en Francia en 1967 como “Comme D´habitude” –música compuesta por Jacques Revaux y texto de Gilles Thribaut– en la voz de Claude François. Paul Anka, que andaba por allí de vacaciones, adquirió los derechos, rehaciendo meses después la letra en inglés –de una canción de amor, la convierte en una declaración de principios de un hombre hecho a sí mismo al final de su vida- pensando escucharla en la voz de Frank Sinatra cuando éste le dijo que pensaba retirarse. Un hombre con virtudes y defectos, amistades peligrosas, adicciones varias, y que era capaz de asumir el paquete entero, sin arrepentimientos, con una dignidad emocionante. Frank la grabó el penúltimo día de 1968 y la convirtió en un clásico.

 

Mi relación de amor y odio con la canción ha tenido sus altibajos. Fue ella la que primero me abrió los ojos acerca de las posibilidades –inventar y no copiar- de una versión, cuando Nina Simone la incluye como cierre de su álbum de RCA que abría con “Here Comes The Sun”, con esa apoteosis final multicolor única y embriagadora después adoptada por los colectivos de gays y lesbianas. Y la otra versión que me estremeció –más porque otra vez reflejaba una actitud frente al estado de las cosas que por su calidad- es la de Sid Vicious, quien cambió un par de frases para aludir a Johnny Rotten. Tres modelos diferentes pero que, cada cual a su manera –nunca mejor dicho- consiguen darle personalidades bien distintas a una reivindicación similar.

 

Ha habido muchas versiones más. Algunas para reír y otras para llorar (relacionadas con el castellano: Raphael, Gipsy Kings, duo Julio Iglesias & Paul Anka, Don Omar). Es una de las piezas más recreadas y coreadas –sobre todo si contamos con el universo karaoke- junto a unas cuantas de Beatles, “Cumpleaños Feliz”, “Noche De Paz”…y algún himno de fútbol.

 

19 comentarios en ««My Way» (1969)»

  1. Que preciosísimo dibujo de Ricardo!
    Hace un par de semanas fui a ver a Raphael, aquí en Barcelona, y la interpretó con sus ademanes de chulo putas otoñal a ritmo de trompetas.
    Es una canción que la tenemos tan acomodada en nuestro acervo cultural que ya da igual que la popularizara Sinatra o, que más de un desalmado se atreva a ni siquiera tocarla. Es una melodía que se inventó para que le cambiaramos la letra, para que la cantasemos a nuestra manera. Con ella, musitándola entre dientes, nos inventamos la noche ideal. El reflejo de nuestras miserias llegados al ocaso (o no). Corbata anudada, portazo y, la noche es nuestra.
    Me gustaria odiarla, pero no puedo.
    Bonito texto David, estás que te sales.

  2. Sinatra es uno de los artistas que primero he escuchado en mi niñez, ya que mi padre es un seguidor suyo y ponía varias cassettes suyas en el magnetofón, en la casa vieja. «My Way» y «Strangers in The night» las tengo clavadas en la memoria.

    Ambas canciones tienen todavía una estructura clásica (variaciones de un mismo tema) pero los arreglos unidos a la Voz las dotan de una espectacularidad y carisma imperecederos.

  3. Arantxa: precisamente me gusta aquello que no me puedo explicar. Y precisamente eso es lo que me mueve a intentar descifrarlo. Lo curioso es que tras conseguirlo me sigue gustando, incluso más. No cuesta tanto saber un poco de música (me refiero a notas, compases, escalas, etc). No sólo se trata de disfrutarla o sentirla.

    Tanto a tí como a César os recomiendo completo el breve «Cómo escuchar la música» de nada menos que Aaron Copland. No obstante creo que debería ser suficiente con el primer capítulo para hacerme comprender.

    De todos modos no tendría inconveniente en poner ‘SPOILER’ cada vez que que comente técnicamente alguna de las canciones de las que aquí se hable, siempre que la admin lo requiera, por si hay alguien que sólo quiere disfrutar de la música parcialmente.

  4. Odio esta canción con pasión. Con la misma fuerza con la que vomito cuando escucho el We are the Champions o el We will Rock You de Queen.

    Más que por la canción en sí, por lo que representa. My Way es un himno de la derechona más rancia. Es la canción favorita de muchos de los políticos que desprecio. Estoy seguro que Rajoy y Aznar se levantan al son del My Way.

    Es escuchar los primeros acordes del My Way para que empiecen a convulsionarme las neuronas. No me extraña que los Pistols la utilizaran como una parodia para caricaturizar lo que más les repugnaba.

    De la misma manera que esos HIMNOS de Queen sirven para aderezar cualquier acontecimiento de dudosa calidad y poco gusto.

    No puedo con ella.

  5. Federica, tienes derecho a odiar esas canciones, pero siempre es bueno saber apreciar lo que tiene calidad.

    De todos modos «My Way» no es de derechas ni izquierdas, centro, arriba o abajo, simplemente es universal. Igual que los otros himnos que has citado. Son de todos, nadie los puede poseer en propiedad.

    «My way» es un clásico, eso significa que ha resistido todas las críticas que se le hayan podido hacer. Sería increíble que tú ahora consiguieras echarlo abajo. De hecho reconoces que no puedes con ella. 😉

  6. Quizás el odio que le procesa Federica a «My Way» sea consecuencia de la sobreexposión que ha sufrido la canción desde tiempos inmemoriales. A mi almenos me pasa eso y de ahi que cada vez que oigo sonar sus compases piense: jo, otra vez! y Sinatra no grabó nada más o qué. De ahí al odio va un paso. Sinó que se lo digan a «Chiquitita» o a «Fernando»
    Creo, como bien dice Antonio, que esta canción es universal y cada uno la interpreta o hace uso y abuso de ella a su antojo y, le da la interpretación que le de la gana. Yo más de una noche he acabado bailandola sólo o agarradito al final de la noche en tugurios de diverdas raleas.
    🙂
    Estaba pensando que, siendo una canción que ensalza el «self-made man» echo en falta que no haya salido una aguerrida «riot girl» versionándola «a su manera» y así romper los estereotipos.
    Vamos Courtney!, dejate de mamarrachadas y atrévete con esta.

  7. Yo creo que My Way se ha convertido en algo más que una canción, como comentas es un canto a la individualidad pero creo que sí ha sido utilizado por algunas fuentes de pensamiento conservadoras, como ya han hecho otras veces con otros temas como el Born In The USA o el Won’t Get Fooled Again. Aparte de esto, es una gran canción, no mi favorita de Sinatra, en la misma onda prefiero «It Was a Very Good Year», pero la interpretación es soberbia.

    Saludos.

  8. Antonio, recojo tu recomendación. Y he visto que también has escrito muchísimo en otro post que yo también pregunte algo, pero como he estado fuera no lo había visto.
    Cuando tenga un ratillo para echarle un vistazo volvemos a comentar sobre el tema, si te parece.

  9. Soy muy fan de la época Capitol de Frank y, aunque es difícil la elección siento debilidad por «I’ve got the world on a string» (de la época de «Young at Heart). Es un precioso canto al amor y la vida.
    Impagable también el disco que hizo con Jobim recreando clásicos de bossa. Lo que hicieron con «Insensatez» es para guardarlo bajo llave para que nadie lo profane.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *