«Wall Of Eyes» (The Smile)

Paradójicamente, sin la presencia productora clásica de Nigel Godrich pero con la de Sam Petts-Davies, el segundo álbum de The Smile escala un peldaño importante no solo en la trayectoria de la banda, sino en la de sus hermanastros Radiohead. “Wall Of Eyes” (XL 2024), evitando basarse mayormente en el andamio rítmico, es todo un síntoma de acercamiento a la faceta melódica de los de Oxford.

Se plantea nada más empezar, pues “Wall Of Eyes” canción, con su aire bossa –según confiesan, proviene de esbozos antiguos de Radiohead-, sostiene un equilibrio fascinante entre lo plácido y lo inquietante gracias a un hilo orquestal que no desentonaría en un soundtrack de John Barry. Un fragmento de “Teleharmonic”, más sinuosa y con la flauta atemperando, ya sonó en “Peaky Blinders” –efecto parecido es el de “I Quit”-, mientras los tramos lentos de “Read The Room” recuerdan a “OK Computer”. “Under Our Pillows” por su parte mantiene la conexión con lo seco y maníaco del disco anterior.

Para convencerse del sentido de la evolución nada mejor que dejarse llevar por los ocho minutos de una “Bending Hectic” con preciosa intro de guitarra acompañada por la voz y las cuerdas evanescentes que, en el sexto, dibujan con sonido aterrador la narración de un accidente de coche suicida. Solo queda la rúbrica del piano solitario apenas manteniendo con vida el alma de Yorke en “You Know Me!” para certificar lo intuido. Un gran disco.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *