«Revelator» (Phosphorescent)

No se ha prodigado durante los últimos seis años Matthew Houck en dar continuidad a su discografía como Phosphorescent. Cuando ahora lo ha hecho sin embargo nos ha invitado de nuevo a todos a postrarnos ante el enorme caudal litúrgico de su country, con casi la misma solemnidad que aquel lejano “Pride” (2007).

Una voz algo más rota –tipo Dylan- despega con “Revelator” y lo finiquita con “Get It Right” en “Revelator” (Verve 2024), su nueva entrega, intensa, fervorosa y algo más académica que la de Bonnie Prince Billy, como en “All The Same”, pero impregnada de la misma intensidad bíblica. En algunos cortes Matthew se apoya en su esposa australiana Jo Schornikow (compone “The World Is Ending”, ayuda a enfatizar la opulencia del estribillo de “Impossible House”) y durante todo el disco los desarrollos se arriman a una panorámica casi épica (“Wide As Heaven”).

Merecen destacarse algunos momentos más del álbum, como la melodía de “Fences” (similar a la de “Streets Of London”), las sentencias que no se olvidan (beer is the fear´s killer en “A Poem On The Men´s Room Wall”), y sobre todo una “A Moon Behind The Clouds” que empieza con una guitarrilla sudafricana y se va envalentonando con la profusión de tropecientos violines deslumbrantes a lo “Astral Weeks”, convirtiéndolo así en un buen trabajo de reencuentro. Sin llegar por supuesto –algo que se supo a lo largo de la década pasada- a la magia indescriptible de “Pride”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *