Brother Bird

Esta reseña se entiende mejor si se cuenta cuándo escuché por primera vez el nombre de Brother Bird. Fue tres años atrás, en youtube, al visionar una versión de “The Maze” de Manchester Orchestra donde ella hacía un acompañamiento vocal tan sutil como sentido. Ellos la ayudaron entonces a despegar, de allí el interés ahora por este segundo álbum “Another Year” (Easyu Does It 2024).

Caroline Glaser Swon posee un registro vocal que, como se detecta en la primera canción, “I´m Sorry”, destila una pureza similar a la de Karen Peris de The Innocence Mission cuando es respaldada por un arpegio cristalino, aunque después se vean superados por los arreglos de belleza glacial. La de Nashville se defiende bien en brazos del pop –“Something Better”, “State Of Mind”- sin hacerle ascos a los recursos de cantautora –me gusta leer sus textos con ese punto de ironía- como el piano con las cuerdas de “Ghost”-, o los guiños al folk acústico: el trote sencillo de “Always” engancha, pero donde ciertamente lo borda es en la última pieza “Oktaha Road”, una preciosidad que además hace que entendamos –por la métrica de los versos y el arrastre vocal- el interés en su día de Andy Hull y cía. Ligera similitud en textura con Waxahatchee.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *