Comentarios (3)

marlaskajonstontachenko.jpg

Internet pone la información pop más cerca que nunca. En principio, todos salimos ganando: los artistas, el público y también las discográficas (aunque las grandes aún no se hayan enterado de cómo manejarlo en su favor). La explosión de blogs, webs y foros musicales nos facilita el acceso, pero hasta la mejor medicina tiene efectos secundarios. Me ha llamado la atención que tres artistas de los que soy fan coincidan en retratar la tristeza de las discusiones y comentarios sobre música en la red:

«Emilio entra en el foro
Emilio tiene discos raros
Emilio se escribe con Emilio
Se siente bien
Emilio entra en el foro
Les esperan todos sus amigos
Creo que te haces mayor
Tu discurso se hace mayor
Emilio está triste
Atrapado por su triste vida»
(Emilio, Jonston).

«Hablaremos mal
del que viene y del que va,
es el peaje.
No hay que confirmar
nada de lo que expondrás,
¡viva el medraje!

Tenemos que explicarles
que no hay nada mejor,
que aumentar la tensión,
sentado en un sillón,
pijama puesto,
así soy yo.

Por curiosidad, fuera de este lugar,
¿qué es lo que haces?
Ya sabemos bien en qué fallan los demás,
¿y tú qué haces?
Nos miras escondido,
sabes que eres mejor».
(Caza menor, Grande-Marlaska)

«La envidia es como un puñal,
¿a quién se lo voy a clavar?
Aunque recuerdo que la maldad
siempre se vuelve
palabrería y obsesión,
produce muy mala impresión.
Te comento que insultar
no es ninguna novedad.

Malgasto mi talento destrozando a los demás,
propagando mil mentiras, disfrazando la verdad.
Estoy perdiendo un tiempo que no voy a recobrar,
parece que mi vida no da para más.

Yo soy la Santa Inquisición,
sólo llamo la atención
de quien no tiene de qué hablar,
de tres aburridas.
Me parece que en realidad
ya no sé como acabar
lo que empecé por alcanzar
un poco de celebridad».
(Criticar por criticar, Fangoria)

Posdata: Los de la foto son (de izquierda a derecha) José Martorell (Jonston), Roberto Herreros (Grande-Marlaska) y Sebastián Puente (Tachenko) .Nacho Canut (Fangoria) se había levantado un momento a comprar unos pasteles y dar la vuelta a un vinilo de The Horrors. La imagen fue tomada por Carmen S. Ulla.

Publicado por

20 comentarios en «Comentarios (3)»

  1. Hasta hace unos años la cuestión de criticar, opinar (con mayor o menor malicia, o digamos ímpetu) públicamente en los medios musicales (y casi por extensión en cualquier otro tipo de materia), era casi patrimonio exclusivo del crítico bullicioso de turno o de las cartas –previamente filtradas por el criterio personal o editorial del propio medio- que cuatro intrépidos aficionados se aventuraban a escribir. Ahora esto ha cambiado, y por lo visto hay a gente a la que la diversidad de comentarios les parece deprimente o peligroso. Opinar libremente, indiscriminadamente, con fervor, entusiasmo de fan. Cosas de la democracia virtual. Es igual que el tema de la piratería y, en general, de la implantación de Internet en nuestras vidas: provoca malestar entre los más vulnerables y acomplejados, y no precisamente artísticamente, sino mental o anímicamente.
    De las tres letras que has puesto, es especialmente llamativa, por directa, la de Jonston, ya que las de Grande-Marlaska o Fangoria se pueden interpretar de una forma más amplia o ambigua, ya sea desde un plano político en los primeros o desde un punto de vista ‘rosa’ en los segundos. Pero lo que resulta gracioso es la (pobre, previsible) disección que realiza Jonston a cuentas de un público (no me atrevo a decir que también de un comportamiento) que es precisamente el suyo o puede llegar a serlo en algún momento. Como boutade puntual es respetable, pero poco más: se desvanece casi automáticamente al terminar la rabieta inocua de tres minutos y medio que pueda durar la canción.

  2. Ducasse, disiento completamente. es más: me consta que la letra de Jonston -que, dicho sea de paso, a mí me parece brillantísima- está escrita hace muuuuuucho tiempo (varios años por lo menos) y no es producto de una rabieta, sino de un agudo sentido de la observación. Es puro costumbrismo del siglo XXI.
    No creo que tenga nada que ver con todo lo que dices antes en tu comentario.
    Pero puestos a hablar del tema de tu comentario, hay que matizarlo un poco: llamar «democracia virtual» a la fea costumbre de tratar de sentar cátedra en foros y blogs amparándose en un nick o directamente en el anonimato sería muy exagerado.

  3. Disentir, opinar, intercambiar conceptos y sensibilidades, en el tono que sea y con el nick que sea (ya se llame Joan, Anónimo, o X) es a lo que yo llamo “Democracía virtual” –quizá no me he expresado correctamente con anterioridad; si tú lo quieres reducir a ‘sentar cátedra’, es tu opinión, perfectamente respetable pero algo reduccionista-, y es a lo que a algunos parece que les resulta incómodo o empobrecedor para sus vidas (las de los demás), pero afortunada o desgraciadamente es así, y esa diversidad siempre será enriquecedora, sólo hay que hacer un pequeño esfuerzo y ser capaz de separar el grano de la paja.
    Retrato costumbrista, si, pero no va a más, se queda en un retrato superficial, con una ironía de grueso trazo, repito, inocua, previsible y coyuntural (lo siento, pero no le veo la agudeza por ningún sitio), del tipo de aquél “Canto en inglés” o “Underground” que cantaban los Nikis y Gabinete Caligari para ‘quejarse’ del mundillo alternativo que –aparentemente- les había traspasado generacional y creativamente.

  4. No creo haber dicho en concreto eso en ningún momento. Jonston, como decía Víctor al principio, retrata la miseria mental de las discusiones y comentarios sobre música en la red. Sobre música alternativa o independiente (o como la quieras llamar), añadiría. Del mundillo alternativo, así en general, se encargaban otros.

  5. A mí me da la impresión de que este diálogo, muy interesante, dicho sea de paso, tiene un trasfondo. Un trasfondo que, sinceramente, desconozco. Los foros y espacios de comentarios que suelo visitar son muy enriquecedores y constructivos. Da la impresión de que detrás de esta discusión hay experiencias, malas o buenas, que vienen de lejos. No sé.

  6. me gusta el comentario de jesús miguel 🙂
    es posible que todos los comentarios que hemos hecho tengan un trasfondo, pero imagino que para cada uno ese trasfondo será distinto (es decir, cada uno de nosotros tendrá experiencias más o menos satisfactorias en el tema de los foros, comentarios en blogs, etc).
    en todo caso, creo que si sólo visitas espacios de comentarios «enriquecedores y constructivos» tienes mucha suerte de perderte a un tipo más o menos generalizado de forero o comentarista en blogs que podríamos llamar «el forero furibundo» o «el forero desaforado», que se ampara en esa falsa «democracia virtual» de la que habla ducasse. vamos, que lo que estamos diciendo, aun teniendo ese posible trasfondo, es perfectamente generalizable: ¡basta que entres en la mayoría de comentarios a las noticias de tu(mi) periódico para comprobarlo!

  7. hoy estoy desaforado 🙂
    pero no me quiero quedar sin hacer otro comentario: me sorprende mucho lo del «grueso trazo» respecto a la letra de jonston.
    personalmente, algo tan breve y a la vez tan descriptivo y certero como «emilio entra en el foro/emilio se escribe con emilio» me parece finísimo.
    y será obvio, es posible, pero nadie lo había hecho antes. es fácil decir que algo es obvio cuando lo tienes delante.

  8. Joan, desgraciadamente tengo que remitirte a la letra de Tam Tam Go aquella sobre el punto como y el e-mail. Nada nuevo bajo el sol, que dirían Olvido y Nacho.

  9. Sobre la calidad de la letra de Jonston no me atrevo a opinar. Es como hacer crítica de un texto al que se le han borrado los adjetivos.

    Yo creo que la ‘democracia virtual’ desaparece en cuanto se permite que un´anónimo diga todo lo que le venga en gana sobre alguien que nunca tendrá ese privilegio (el anonimato). Ahí no hay igualdad de condiciones ni por asomo.

  10. ducasse, con lo de tam tam go, el punto com y el email me has dejado completamente descolocado.
    ¿lo dices en serio? ¿de verdad no distingues entre lo obvio y lo sutil?
    si es así, la verdad es que no creo que valga la pena profundizar más en el tema. no nos vamos a entender.

  11. con mi anterior mensaje no pretendía enjuiciar sobre lo obvio y lo sutil, sino sobre lo que «nadie había hecho antes». Pero si luego hay que mojarse, ambos casos me parece que naufragan en la más absoluta obviedad sin pizca de sutilidad o talento.

  12. independiente de si la letra de jonston es buena o mala (a mí me parece algo simplista y facilona) o de si la de fangoria trata sobre blogs o webs (yo creo que abarca mucho más que eso), lo que sí que me parece algo sesgado es utilizar este argumento como crítica de algo que está cobrando una importancia fundamental en el presente musical (al menos el independiente).

    porque gracias a esos blogs y webs más o menos personales y amateurs, se está consiguiendo ampliar espectacularmente el espectro de musical (muchos de mis discos preferidos de 2007, pants yell!, the electric pop group, espanto, dotore, love dance… los he descubierto gracias a ellos) y nos permite escapar de esa cuasi doctrina única que hace unos años recibíamos los aficionados medios a la música. algo a lo que no solo las discográficas deberían saberse adaptar.

    y utilizar como argumento crítico algo que es más inherente al ser humano que a otra cosa, que está en todas las facetas de las relaciones humanas, creo que es casi injusto. porque sí, existe esa frustración y enervación amparada en el anonimato, ¿pero no son cosas como las listas de los peores discos, decepciones y algunas críticas por el estilo que se leen por ahí la versión más o menos oficial de eso mismo que nos encontramos en blogs y foros?

  13. Yo hay una cosa de la que no me había dado cuenta hasta que Rafael Tapounet lo dijo en el GO y es que «Caza menor» de Grande Marlaska entronca directamente con el «Señora azul» de CRAG. Me pareció una comparación muy acertada. Por otro lado la canción de Jonston me parece estupenda, en absoluto obvia.

  14. Estoy con Manolo: Esas pataletas también las hemos visto bastantes veces en las revistas musicales tradicionales, sólo que amparadas en dos cosas: la supuesta «búsqueda de la Verdad» (algo así dijo Santi Carrillo en una entrevista no muy lejana) y la imposibilidad de mantener una conversación al respecto de dicha crítica.

    Obviando el primer punto, respecto al segundo sí que me interesa resaltar que los blogs no son creadores de opinión (o no sólo eso), sino, ante todo, instrumentos para el diálogo. Otra cosa es que luego venga alguien muy quemado y haga uso del anonimato para disparar a quemarropa a quien se le ponga delante. Pero eso pasa también en una conversación de bar (aunque con menos frecuencia, porque allí te pueden dar de leches).

    En cualquier caso, yo he disfrutado de muchas discusiones acerca de discos que no me gustan en la red. Por ejemplo, a costa del (para mí) nefasto debut en solitario de Jarvis Cocker, de las dudas que me sigue provocando el de Jonston o, sin ir más lejos, aquí en el post de Víctor sobre las decepciones de 2007.

    Y, realmente, me parece una maravilla que críticos establecidos como los que hacéis ‘Musica en la mochila’ se atrevan a bajar del púlpito (perdonad la expresión) para que artistas y aficionados puedan discutir directamente sus opiniones con ellos.

    Si no, cómo coño hubiera podido yo darle a David las gracias por su crítica del Nixon… O decirle a Víctor que sí, que su lista está bien, pero que hagan caso a los pequeños.

    ¿»miseria mental de las discusiones y comentarios sobre música en la red»? Claro, en algunos casos. Pero en muchos otros, no, sino aficionados con un criterio muy bien formado que te abren los ojos y te dan pistas geniales para seguir moviéndote por ellas.

  15. Enmienda aceptada, Probertoj: voy a cambiar en el texto «miseria mental» por «tristeza». Es lo que buscaba decir en un principio. Creo que tantos años escuchando a los Smiths me han hecho confundir «miseria» con el «misery » inglés. Como usuario de páginas musicales en internet la mayoría de los foros de me parecen lleno de gente crispada, exhibicionista de sus conocimientos o encantada de escuchar su propia voz. Obviamente hay blogs y webs que me parecen muy chulos y que podéis encontrar listas ahí abajo. También hay otros que nos gustan y no hemos listado porque la letra sería demasiado pequeña.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *