Great Northern

greatnorthern.jpg

Todos estamos de acuerdo: por mucho daño que haga internet en algunos aspectos, solo por la democratización de la información ya se justifica su existencia. Yo por ejemplo hace unos meses no conocía a Great Northern, hasta que un día de diciembre Krach sube un post de ellos en su blog recomendándolos.

Un vistazo a la página del grupo me dice que se formaron en Los Ángeles: cuarteto de liderazgo bicéfalo comandado por Solon Bixler y Rachel Stolte, a quienes acompañan Ashley Dzerigian y Davey Alter. Dos chicos y dos chicas que no se complican la vida, apostando por un pop rock de remaches vocales narcóticos –Low Is A Height, Babies– en la onda de unos supuestos Mazzy Star sintéticos. Tal vez si la producción de Mathias Schneeeberger hubiese sido más natural, este primer álbum con un título tan sugerente como “Trading Twilight For Daylight” (Eenie Meenie, 2007) ahora mismo estaría en boca de los medios influyentes. Demasiado pulcra y transparente su languidez –un poco lo mismo que Dolorean-, a veces sesgada por destellos comerciales de mayor –Home engancha- o menor –In The Sun suena a éxito de The Cars– relevancia, finalmente acaba dejando la sensación –sobre todo viendo la excelente toma acústica con solo guitarra y voz de Babies en su myspace– de un futuro, por poco que reflexionen, prometedor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *