Tunng

TuungLa folkotrónica campestre de Tunng tardó en cuajar. De hecho hasta mediados del segundo álbum “Comments Of The Inner Chorus” (Full Time Hobby 2006) no empecé a cogerles el punto, con las canciones “Jenny Again” y “It´s Because…We´ve Got Hair” enderezando a base de buena pluma un estilo que en los días de Lali Puna podía colar como novedoso, pero que ahora ya olía a recurso fácil: agarrar una canción acústica y meterle ruiditos agradables para distraer los tímpanos menos avezados (Pink Floyd ya lo hacían en “Ummagumma” en 1969). Así, mi recuerdo más vivo de la macroformación liderada por Mark Lindsay y Sam Genders se remonta a su actuación hace más o menos un año en el Rockdelux Music Weekend cuando hicieron la versión de “The Pioneers” de Bloc Party, que yo no acerté a adivinar e incluso aposté que era un tema de Radiohead. Perrerías de una memoria semicolapsada. Sigue leyendo Tunng

The National

The NationalLas convicciones sirven para ser defendidas y no abandonadas en los momentos de duda. Poco importa el nivel fashion de tu artista favorito, siempre que sea tu artista favorito de verdad. Lo que importa es que te llegue, que transmita. Y que, mientras lo consiga, ya puede el mundo girar alrededor de la última superstar de lamé y tinte rubio: tu sensibilidad SIEMPRE ha de estar por encima del aparato mediático. Sigue leyendo The National

The Kissaway Trail

The Kissaway TrailEscuchando los primeros compases del álbum “The Kissaway Trail” (Bella Union 2007) me sobreviene un flash embarazoso: Yes. Sí, Yes, la formación donde cantaba Jon Anderson. No tengo ningún reparo en confesar que era un grupo que me gustaba entre 1971 y 1973 (“The Yes Album”, “Fragile” y “Close To The Edge”) aunque no tanto como Genesis, cuando el rock sinfónico no implicaba una etiqueta peyorativa. Y solo se trata de un destello fugaz de la memoria, tal vez propiciado por la combinación del juego de voces y teclados. Sigue leyendo The Kissaway Trail

Malcolm Middleton

Malcolm MiddletonCon las relaciones personales no me ocurre, pero en música tengo lo que creo yo es un defectillo importante: en momentos puntuales me aferro a unos grupos cual tabla de salvación temporal hasta que las turbulencias de mi vida amainan, y después los ignoro sin motivos aparentes. Me ocurrió con Hefner y con Arab Strap. A partir de “Philophobia” (Chemikal Underground 1998) sus disecciones sangrantes de amor y sexo dejaron de interesarme, tal vez porque la reiteración de la miseria –como sucede con los telediarios y las guerras interminables- terminan por insensibilizar y aburrir. Así que, afirmo, el desamor existe. Sigue leyendo Malcolm Middleton

The Clientele

The ClienteleVistos los territorios por donde pululan, The Clientele tienen poco espacio para progresar. Su pop anacrónicamente sixties –suelto, lánguido- tiene una capacidad evocadora increíble bajo el mando de la susurrante voz de Alasdair MacLean. Un universo de nostalgia que engancha por muy iguales que resulten sus discos, dosis periódicas y bienvenidas desde que debutaron con “Suburban Light” (Pointy 2000), recopilación de material primerizo estelar que atrajo la atención de Merge Records. Sin duda una de las pequeñas grandes joyas escondidas de la década. Sigue leyendo The Clientele