«Mangy Love» (Cass McCombs)

cm

A pesar del aval de las buenas reseñas, me ha costado semanas entrar en profundidad en “Mangy Love” (Anti- 2016), el nuevo trabajo de Cass McCombs, seguramente debido a una mala interpretación de las señales -tanto musicales como mediáticas- recibidas. No ayudó escuchar un par sus canciones en directo a plena luz del día en el Primavera Sound antes de publicarse el álbum: parecían secas y rutinarias, incapaces de enganchar, al menos en aquella franja horaria, a los asistentes, mientras ahora -pienso en “Switch”– este hipnotismo perezoso se propaga como la onda de una gota que cae en medio de un charco. Sigue leyendo «Mangy Love» (Cass McCombs)

Tobias Jesso Jr.

Para cualquier aficionado a la música que se precie, es incongruente rebatir las cualidades del debut de Tobias Jesso Jr., un canadiense con billete de ida y vuelta a Los Angeles. En su periplo hizo contactos -tuvo relación con una nieta de Elvis Presley-, conoció el mundillo de la industria californiana, valorando las ventajas de Vancouver tras regresar debido a una enfermedad materna. Y con este bagaje, además de su innegable talento como compositor, ha publicado “Tobias Jesso Jr.” (True Panther 2015), álbum clásico y perfecto en todos los sentidos que me tengo que morder la lengua para no afirmar que es el “Bridge Over Troubled Water” del 2015: directo a la parte alta de todas las listas dentro de unos meses. Sigue leyendo Tobias Jesso Jr.

2013: cabos sueltos (6)

Night Time, My Time” (Sky Ferreira). Siempre he dudado de los intrusos; modelos o actores/actrices que se pasan a la música con una pérdida de respeto hacia las distintas disciplinas artísticas: soy un genio y todo lo que hago es fantástico. ¿Alguien cree que Messi o Cristiano serían figuras mundiales de baloncesto o petanca con un par de meses de entreno? Lo que cambia en el caso de Ferreira es la precocidad -aún tiene margen- y el novio, Zachary Cole Smith, cuyo disco como DIIV -al menos el primero- me merece un gran respeto. A ella se le nota que está en el punto de mira de las multinacionales ansiosas de nuevas estrellas mundiales. Incluso estuvo a punto de tirar por la senda de Taylor Swift. Pero tiene un punto subversivo controlable -esa portada- y los guiños apropiados a las tendencias -el diseño de la contra bebe de las de The Weeknd– para aventuras de mayor calado. Sigue leyendo 2013: cabos sueltos (6)

Haim

Llevaban dos años causando revuelo Haim, tres hermanas californianas, con escaso bagaje discográfico. Un directo energético y la sempiterna condescendencia machista de la prensa las habían aupado a los altares -es un decir tratándose de religión judía- que no hacía más que incrementar la presión: necesitaban sí o sí una excelsa puesta de largo. Quizás debido a ello han tardado más de lo acostumbrado en servir su primer álbum. Sigue leyendo Haim