2016: 50 álbumes (1-10)

1_10

Las puntualizaciones. Pese a estar las demás listas trufadas de hip hop y música de color, yo este año apenas he escuchado por encima los discos de algunos triunfadores (Lamar, West, Ocean, Beyoncé, Solange) así como otros destacados (por ejemplo P.J. Harvey). La falta de tiempo me obligó a seleccionar a qué discos se lo dedicaba. Y, por qué no decirlo, siento cierto cansancio ante el circo de las listas (síndrome don´t believe the hype). Por razones ya explicadas en un post reciente tampoco están David Bowie ni Nick Cave. Y por último quisiera destacar un par de canciones para paliar la ausencia de los trabajos que las contienen, como “Boyfriend” de Tegan And Sara, mi décima canción del año, y la fantástica “Truth Lies Low” de Andrew Bird, la sexta. Siguiendo las indicaciones, se accede a las diez mejores.
Ah, y de postre una reflexión de última hora. El ser humano es desagradecido. Si uno de tus artistas favoritos publica un álbum conteniendo un mínimo detalle cuestionable, aunque el total de la grabación sea mucho mejor que el 70% de las presentes en la lista, le castigas obviándolo. Estaba pensando en Wilco. Sigue leyendo 2016: 50 álbumes (1-10)

“Astronaut Meets Appleman” (King Creosote)

kc

Ya se ha dicho que la música de King Creosote refleja el magnetismo de su tierra, Escocia. Hay algo de ella en las canciones de todos sus músicos, llámense Belle & Sebastian o The Delgados, superior a lo que podamos analizar con palabras. Que no tiene que ver con el estilo pero que define, más incluso que el flamenco o los fados o la música celta (el tercer ejemplo viene a cuento por los instrumentos que utiliza Kenny Anderson), porque fluye en cada célula más que en la sangre. Sigue leyendo “Astronaut Meets Appleman” (King Creosote)

2014: cabos sueltos (7)

We Come From The Same Place” (Allo Darlin´).Ya se avisó en el post del álbum anterior de Allo Darlin´: semejante bonanza no podía durar. Practicar un pop sin fecha de caducidad implica precisamente -contrasentido del mercado musical- que tiene una fecha de caducidad. El público se harta de más de lo mismo si el estilo está trillado, sobre todo cuando no se mantiene el nivel. ¿Y qué es eso de mantener el nivel? ¿Puedo jurar a mano alzada sobre la discografía de Camera Obscura que el de “We Come From The Same Place” (Slumberland 2014) es más bajo? Sigue leyendo 2014: cabos sueltos (7)

2014: 50 álbumes (11-30)

11- “It´s Album Time” (Todd Terje). Non stop disco music pasada por la planta de reciclaje electrónica actual. Todo lo que tiene de pasado lo tiene de presente: una ensaladilla desacomplejada donde el feel good es el objetivo. Puede sonar en el club más elitista o en el polígono más choni sin desentonar. Re(tro)creativo. Post relacionado.

 

12- “Alvvays” (Alvvays). Vintage femenino con elevada carga eléctrica, melódica y estival. La aparente intrascendencia de sus estribillos azucarados contiene críticas veladas a todo lo que rodea al amor (tal como lo venden los estereotipos sociales). Post relacionado. Sigue leyendo 2014: 50 álbumes (11-30)

«From Scotland With Love» (King Creosote)

Érase una vez una canción de Tim Hardin titulada “Reason To Believe” que Rod Stewart popularizó en 1971 en el álbum “Every Picture Tells A Story”. De hecho era la cara A de un single cuyo reverso, “Maggie May”, acabó comiéndosela. No tiene mucha relación todo esto con lo que viene a continuación, pero escuchando “Something To Believe In” y asociando los factores escoceses de Stewart y King Creosote, me he abstraído en el paralelismo fonético.

Escocia 2014. La que reivindica su singularidad y es escuchada por una metrópolis hábil negociando (los ingleses han sabido gestionar independencias creando la Commonwealth para mantener su trato comercial de favor, mientras España, con la sempiterna actitud intransigente de los que aún tienen que asimilar la revolución industrial, a día de hoy es un cero a la izquierda en todas sus ex-colonias, y ni siquiera los autoproclamados intelectuales de la Complutense son capaces de asumir en su programa que los futuros de las autonomías han de depender exclusivamente de la voluntad de los residentes en ellas). La Escocia que es escuchada, y de algún modo recompensada, acaba votando la permanencia.

Sigue leyendo «From Scotland With Love» (King Creosote)