2016: cabos sueltos (11)

cs11

“Jet Plane And Oxbow” (Shearwater). Desenfunda Jonathan Meiburg en “Prime” con el dramatismo habitual marca de la casa. Sin embargo pronto -en “A Long Time Away”– ya se le percibe esta vez montado sobre un corcel hercúleo. Sin saber exactamente si debido a un subidón suyo o empujado por la pericia del arreglista Brian Reitzell -supervisor de bandas sonoras épicas, colaborador de Air y ex miembro de Redd Kross-, el caso es que sus canciones llegan con una vitalidad desbordante. “Pale Kings”, “Glass Bones” y “Wildlife In America” podrían venir firmadas por Springsteen. La energía de la propulsión rítmica de “Filaments” es extraordinaria. Y faltan palabras para describir la incursión en el ritmo alemán -con un final de órdago- de “Radio Silence” para despedir el mejor concierto Sigue leyendo 2016: cabos sueltos (11)

2016: 50 álbumes (31-50)

16_1

31- “Away” (Okkervil River). El tipo de melancolía que ha buscado Will Sheff en esta ocasión se parece mucho a la de American Music Club. Tómese como un cumplido. Reseña en Rockdelux 354 (octubre 2016).

32- “Colt” (Young Moon). ¿Un lobo solitario en San Francisco? Gran voz surcando canciones intensas. Post en preparación.

33- “Furfour” (Grumbling Fur). Bienaventurados son quienes apaciguan la complejidad de los arreglos mediante melodías bonitas. Post relacionado.

34- “Dear Satellite” (Mull Historical Society). El pop tal como me enseñaron a entenderlo desde que Squeeze se alejaron del punk para abrazar a Beatles. Post relacionado.

35- “99,9%” (Kaytranada). Un canadiense multiusos: en su batidora caben todos los estilos con base afroamericana. Post relacionado. Sigue leyendo 2016: 50 álbumes (31-50)

“Strangers” (Marissa Nadler)

 

La música de Marissa Nadler tiene un extraño magnetismo del cual es difícil no sucumbir, y dejarse arrollar. La artista afincada en Boston es una incansable e inteligente rastreadora de influencias -de la estética del relato gótico americano hasta Nina Simone– a las que ella va aplicándoles cuidadosos barnices postmodernos. Su corpus conceptual no solo lo colma la composición, sino que también es pintora y escribe poesía. Sigue leyendo “Strangers” (Marissa Nadler)

«Fever Dream» (Ben Watt)

Hubo un tiempo en el que pensábamos que el bueno de Ben Watt siempre sería recordado por un sólo disco, aquel emblemático “North Marine Drive” de 1983, un año antes de debutar junto a  Tracey Thorn como Everything But The Girl con el inmenso “Eden”. Pero el londinense tenía muchas cosas que decir, y por eso hace un par de años sacó al mercado “Hendra” en su própio sello Unmade Road, y a más de uno nos dio un respingo de emoción y todo por tamaña sorpresa. Emoción no por la calidad intrínseca del disco – salvaría el homenaje a Dire Straits de “Nathaniel”, el pop cálido de “Forget”,  y para de contar – sino porque a Watt siempre hay que tenerlo en cuenta ya que, si está en estado de gracia, la puede armar, y gorda. Sigue leyendo «Fever Dream» (Ben Watt)

Remembering Mountains: Unheard Songs by Karen Dalton

Sun will fall across the canyon wall. My prayer on every stone and tree. Let the last be beauty, all in beauty…”

Cuenta Peter Walker -íntimo amigo de Karen Dalton que estuvo acompañándola en sus últimos días de vida- en su libro “Karen Dalton: Songs, Poems, and Writings” (Ark Press, 2012) que la gran cantante de Oklahoma, a pesar de su inmenso sufrimiento a lo largo de su vida -desengaños amorosos, alcohol, drogas, SIDA, y abandono-, nunca perdió su espíritu risueño y apariencia dulce. Su voz, aquejada de tanto dolor, transmite una infinita tristeza pero también el orgullo de una mujer que se agarraba a la música como último resorte para seguir viviendo. Un cancionero ajeno que ella lo transformaba en una experiencia única y personal, y para los despistados decirles que sus dos discos -“It’s Hard to Tell Who’s Going to Love you The Best” y “In My Own Time”– son un legado de imprescindible escucha. Después entenderán por qué Bob Dylan o Nick Cave llevan tiempo alabando las excelencias de su voz y personalidad.